Cura que denunciaba al narcotráfico apareció muerto

El párraco Juan Viroche, conocido en su comunidad Ingenio La Florida y en la provincia de Tucumán por su ardua lucha contra la droga y la inseguridad, fue encontrado en el dormitorio de su casa aledaña al templo, informaron fuentes policiales.

Si bien la primera hipótesis, impulsada por el fiscal Diego López Ávila, giró en torno a un posible suicidio, el fiscal general de Tucumán, Gustavo Gómez, dijo no que cree que Viroche se haya quitado la vida y declaró que "esto se podría haber evitado si se hubiera atendido todo los temores del cura".

El fiscal agregó que el párroco había sido "amenazado" y, según trascendió, el religioso -nacido en La Ciudadela hace 46 años- habría comentado a sus allegados las intenciones de irse de La Florida debido a esa situación.

Su cuerpo fue hallado en uno de los dormitorios y sus pertenencias estaban desparramadas por el piso. En una primera inspección del lugar, los investigadores no detectaron signos de violencia ni puertas forzadas.

Viroche había encabezado en noviembre del año pasado una misa en Delfín Gallo, en el departamento de Cruz Alta, a diez kilómetros de la capital provincial, contra los "narcos" y la inseguridad.

"Se ve que hay grandes operativos (policiales) en la zona del Gran San Miguel de Tucumán, pero el interior comienza a liberarse y (los delincuentes) empiezan a venir hacia acá", había explicado en ese momento.

La trágica noticia generó conmoción, especialmente entre los habitantes de la zona este de la provincia, publican hoy los medios de prensa locales.

Los mensajes de dolor en el muro del Facebook del cura se multiplicaron rápidamente en las últimas horas.

"Dios mío, qué conmoción. Mi corazón se entristeció, me dolió el alma enterarme de esta noticia... Dios y la virgen siempre lo reguarden padrecito. Lo recordare como la muy buena persona que siempre fue", decía una de las publicaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico