Daniel Viglietti: "sigo cantando por la urgencia de hacer un mundo más justo"

"Uno canta apoyando las causas de los pueblos que resisten, como la Cuba que sin Fidel sigue su camino, como la Venezuela bolivariana, como los procesos de Bolivia, de Ecuador, de nuestro Uruguay", afirmó el artista oriental.

El uruguayo Daniel Viglietti, una consecuente voz de la canción popular latinoamericana, regresará el fin de semana a la escena musical porteña con dos recitales en la Sala Caras y Caretas 2037 para presentar lo que definió como "canciones donde memoria y futuro bailan juntos".
Télam: ¿Qué puede adelantar de este par de recitales?
Daniel Viglietti: que será una experiencia que imagino mixta, porque quizá habrá un público que me descubra para el que todas las canciones serán nuevas, y habrá otro público fiel a su memoria para el que habrá reencuentros y sorpresas en el repertorio. Alguna vez he dicho que trabajo también para "desalambrar" los programas de mis conciertos, aunque doy por hecho que esa milonga, entre otros clásicos de estos 60 años de mi carrera, no va a faltar.
T: ¿Qué cosas lo motivan a seguir componiendo y cantando?
DV: es cómo si me preguntaran por qué respiro. Es una necesidad casi biológica, aunque te confieso que no soy de los que están todo el día concentrado en la música. Necesito salirme periódicamente de la condición de cantautor. Alguna vez he pensado que si por alguna razón no continuara cantando y componiendo -lo que da más trabajo que cantar- yo sería escritor, cineasta o psicoanalista, vaya a saber. Todos caminos vinculados a una interpretación de la realidad con pluma, cámara o diván. Al decirlo me doy cuenta de que siempre se trata de conexiones con lo exterior, con los semejantes y su aventura de vivir luchando por lo más justo. Pero no soy ni escritor, ni cineasta ni psicoanalista.

CANCION ACTUAL
T: ¿Cómo definiría la actualidad de la canción social?
DV: las definiciones son todo un problema. Canción-protesta en una época, luego canción comprometida, a veces canción testimonial, aquí canción con fundamento. He terminado por adoptar el término con que titulo mis trabajos actuales: "Canciones humanas". Pueden ser de opinión, de conciencia, de amor, de paisaje, de reflexión sobre el interior de nosotros mismos, pero que siempre nacen de una sensibilidad compartida con los que porfiadamente seguimos imaginando un mundo diferente.
T: ¿Sobre qué cuestiones considera que hay que seguir cantando?
DV: la realidad siempre va respondiendo esa pregunta. Uno canta apoyando las causas de los pueblos que resisten, como la Cuba que sin Fidel sigue su camino, como la Venezuela bolivariana, como los procesos de Bolivia, de Ecuador, de nuestro Uruguay, donde en medio de políticas progresistas hay que enfrentar la impunidad, ejercer justicia con los represores de la dictadura, avanzar mucho más en eso, como ocurrió en los últimos años en la Argentina. Yo sigo cantando por la urgencia de hacer un mundo más justo y de no olvidar lo que nos fue arrebatado. Hay que seguir desalambrando, en el sentido literal y en el simbólico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico