Danilo Pachmann, el piloto que vuela bajito en el kárting

Comenzó a correr el año pasado y este año es uno de los serios candidatos a quedarse con la corona en la categoría Stihl, en el campeonato organizado por la AKPS. Sumó todos los puntos en juego en las cuatro presentaciones al adueñarse de las clasificaciones, las series y las carreras.

El año comenzó con una gran victoria para Danilo Pachmann en el campeonato de la categoría Stihl en la Asociación de Kárting Patagonia Sur y cuando en la segunda fecha volvió a ganar, muchos dijeron "repitió la victoria". Pero al ver que en la tercera y cuarta presentación nadie lo pudo alcanzar, todos le han puesto el cartel de "candidato".
A sus 9 años él no siente presión porque cuando se baja del kárting va a jugar a la pelota con los otros pilotos, y con los amigos que se acercan. Por el momento no lo padece y su familia lo acompaña y lo felicita. Disfruta acelerar arriba de su máquina, y se divierte. El año pasado cuando comenzó a correr se adaptó sin inconvenientes, y cada vez giraba más rápido.
El automovilismo es uno de los deportes preferidos en la familia Pachmann, y Danilo heredó esa pasión. Entre los parientes está su tío Martín quien ha ganado campeonatos en el viejo kartódromo Raúl Andrés Villariño.Y él parece seguir sus pasos.
El último domingo se quedó con la pole, ratificó en la serie sus pretensiones y en la final tuvo que correr con Elian Bellido como escolta, pero no se desesperó en el estreno del nuevo chasis Kosmic que pertenecía a Gastón Alvarez, y volvió a ganar.
"Esta carrera la viví muy bien, y por suerte pude volver a ganar. Nadie puede alcanzarme. Ya saqué una pequeña diferencia y con lo que gané este domingo vamos a tener más puntos de ventaja en el campeonato", aseguró antes de subir al podio.
No sabe el motivo de la velocidad de su máquina. El solo acelera concentrado y prácticamente no mira para atrás. Sabe que depende de él y de su manejo. "El kárting que tengo va muy rápido. Eso es por mi equipo, ellos me preparan el kárting para que yo pueda correr tranquilo. Mi familia también me acompaña siempre. Mi papá siempre está pendiente, y también Esteban Rodríguez que me prepara el motor para que yo corra", confesó en diálogo con El Patagónico.
Sobre sus inicios en la actividad, recuerda que fue su papá el que lo llevó, el que le preparó el kárting, y a él le gustó. "Empecé a correr el año pasado, y de a poco me fui enganchando más. Me gusta mucho correr y cada vez que gano me abrazan mucho, y me dicen que soy un genio o un capo", recordó.
A sus 9 años sabe lo que quiere, y como todo niño que le gusta el automovilismo tiene un sueño: "poder correr en la Fórmula 1", afirma sin dudarlo, pero enseguida aclara "ahora vamos a pensar en pelear este campeonato. Estamos adelante, y creo que vamos a llegar al final del campeonato con Bellido peleando el título", sentenció y se fue a seguir jugando a la pelota con sus amigos que lo estaban esperando abajo del bufete en la AKPS.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico