Das Neves firmó un convenio para que presos utilicen tobilleras electrónicas

El gobernador firmó ayer un convenio en el que se implementará tobilleras electrónicas en detenidos con salidas transitorias o que se encuentran bajo el régimen de arresto domiciliario. La medida permitiría liberar a policías que cumplen guardias en domicilios, quienes volverán a las calles para prevenir delitos.

Se trata de un servicio de supervisión y monitoreo mediante un sistema confiable, eficiente y seguro que utiliza tecnología de avanzada. El gobernador Mario Das Neves efectuó el anuncio en el marco del Plan de Seguridad Integral que incluye la instalación de 500 cámaras de monitoreo y la reciente inauguración del Instituto Penitenciario Provincial.
Das Neves afirmó: "esto es la demostración cabal de la importancia que nosotros le damos al tema de seguridad". Con esa política además se busca la reinserción social del detenido "porque no vamos a hacer toda la vida cárceles. Yo quiero hacer toda la vida escuelas", graficó el gobernador a la vez que recordó que en sus dos anteriores gestiones "nosotros hicimos 134 escuelas".
Adelantó también: "vamos a hacer la ampliación del Instituto que inauguramos ayer (por el lunes) para tener a 80 internos más". En ese sentido, afirmó: "vamos a cumplir con tirar abajo la Alcaidía de Trelew" que se encuentra ubicado en el barrio Sarmiento de Trelew.
Ese antiguo edificio "está afectando hace muchos años a toda una población, la gente tiene miedo y obviamente sus propiedades se han devaluado", explicó.
Anticipó: "el año que viene cuando se trasladen todos los presos a este instituto vamos a hacer ahí la Plaza de la Libertad, porque lo necesitan los vecinos de barrio Sarmiento".

TOBILLERA ELECTRONICA
Durante el acto estuvo Marcelo Acosta Mavrich, apoderado y gerente Operativo de la empresa proveedora de las pulseras Surely S.A. La misma tiene una trayectoria de más de 12 años en el control de personas que tienen conflicto con la Ley.
Acosta detalló que la pulsera "se compone de una unidad de monitoreo residencial, un receptor y una unidad transmisora que todos conocemos como la pulsera que en verdad es una tobillera electrónica la cual está sujeta en el tobillo de las personas a controlar".
El elemento de seguridad "tiene una electrónica interna capaz de detectar cualquier anomalía, ya sea en su corte y apertura, y también cuando la misma es alejada del cuerpo, esto tiene un detector de movimiento que avisa o alerta en caso de cualquiera de esas tres opciones".
Ante cualquier alerta la tobillera transmite a la unidad y ésta toma los medios de comunicación, ya sea telefónicos convencionales o celular, y la transmite a un centro de monitoreo. A partir de allí se activan los protocolos dispuestos de acuerdo al tipo de alarma que se reciba como la acción de la fuerza policial o del personal de la penitenciaria.
El proveedor señaló que la unidad de monitoreo se coloca en el domicilio del detenido y tiene diferentes rangos, en los cuales pueden medir el alcance para poder determinar cuando la persona sale o no de su domicilio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico