Das Neves gestiona en Buenos Aires y Linares abroquela en Comodoro

Previo al vencimiento del cuarto intermedio dispuesto hace 10 días en Rawson, el gobernador Mario Das Neves y los secretarios generales de Petroleros Convencionales y Jerárquicos se reunirán en Buenos Aires con los ministros de Producción y Energía de Nación. En el municipio de Comodoro, en tanto, Carlos Linares convocó a diversos actores sociales para que se sumen a la causa en la que está en juego la economía regional.

Hoy vence el cuarto intermedio dispuesto el lunes 11 en Rawson para tratar de hallarle una solución a la crisis petrolera que afecta la Cuenca del Golfo San Jorge y el panorama no parece muy alentador, primero por la decisión de Tecpetrol de comenzar a enviar telegramas de despido y luego por la movilización con que comenzó la semana en las rutas que llevan a los yacimientos y con la velada amenaza del gobierno de Mauricio Macri de importar combustible si no le envían petróleo del sur, lo cual podría implicar la paralización de la actividad si el conflicto entra en una nueva escalada.
La esperanza está puesta en el encuentro de hoy a las 10.30 en Buenos Aires, cuando en las oficinas de la Secretaria de Energía el gobernador Mario Das Neves, junto a los secretarios generales del Sindicato de Petroleros y Gas Privado de Chubut, Jorge Ávila, y su par de Jerárquicos, José Llugdar, se reúnan con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio (nieto), y el titular de la cartera de Energía, el ex CEO de Shell Juan José Aranguren.
Antes habrá otras reuniones en las que se buscará ir pasando en limpio lo que finalmente se acuerde, o no. Como se sabe, Nación ya dijo que aceptará un acuerdo de precios internos a 54,90 dólares el barril para las operadoras que comercializan el crudo internamente. La diferencia es con quienes exportan, ya que exigen un valor similar. Es el caso de Tecpetrol y, en menor medida, de Pan American Energy (PAE).
Si a éstas los números no les cierran, dejarían de operar y se producirían despidos que alcanzarían también a quienes integran las empresas de servicios (pymes) que trabajan para ellas. Se habla de un total de 5.000 personas.
En tanto, ayer el barril de petróleo se cotizó en 28,46 dólares; es decir un 3,3% menos que un día antes.

EL CORAZON EN VILO

Será en este marco donde se les planteará a los altos funcionarios la situación que vive la cuenca y también se exigirán los incentivos que permitan mantener las fuentes laborales, amenazadas por la continua y abrupta caída del barril del petróleo.
Mientras tanto en Comodoro Rivadavia, el intendente, Carlos Linares, mantendrá un encuentro con diferentes sindicatos vinculados a la actividad comercial e industrial de la ciudad, así como con referentes de organizaciones sociales para que conozcan cuál es el panorama de la industria, teniendo en cuenta que su crisis atenta contra toda la actividad de la ciudad.
Ayer al mediodía Avila ya había viajado a Buenos Aires, mientras que Llugdar lo iba a hacer en las primeras horas de la tarde, luego de encabezar una asamblea con la mesa directiva del gremio que conduce, tras la finalización de la segunda jornada de panfleteada que tuvo lugar en las rutas.
Allí analizaron el cuadro de situación, sabiendo que se acoplarán a la decisión que tome el gremio de Avila. “Lo único que estamos pidiendo es continuidad laboral. Yo creo que si hay buena voluntad, se puede solucionar porque acá no estamos buscando la pauta salarial, ni tenemos fines político”, sostuvo el gremialista jerárquico al ser consultado por El Patagónico sobre las expectativas del encuentro de hoy.
"Los trabajadores solo quieren preservar la actividad laboral, aunque sea con otras condiciones porque sin ninguna duda saben que son momentos difíciles. Lo único que dicen es 'queremos continuidad laboral; tenemos familia y queremos una obra social'. Pero tengo confianza de que vamos a llegar a un entendimiento”, agregó.
Es que según entiende Llugdar (también director suplente de YPF), la solución al posible conflicto se tiene que consensuar a través de una mesa de diálogo, algo que ya han conversado con el gobernador y Avila (también titular de Petrominera). "Creo que hay un momento para cada cosa. Solos no se sale de ésta y tiene que haber una salida consensuada y de común acuerdo”, aclaró.
De esta forma, por lo pronto solo resta conocer las novedades de la reunión de hoy y adoptar una decisión en la asamblea que se realizará mañana a partir de las 9 en la sede del sindicato de petroleros de base. Hasta allí llegarían más de 12.500 trabajadores que decidirán los pasos a seguir, con la intención de que no vuelvan a aparecer los fantasmas de fin de siglo XX, cuando la última gran crisis petrolera acentuó la crisis económica de esos días.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico