Das Neves habló con su gabinete y miró el partido de Argentina

El mandatario provincial se recupera de la operación que durante cuatro horas se le practicó el lunes en el hospital Austral de Buenos Aires. Se calcula que deberá permanecer 10 días más antes de volver a Chubut para reasumir el mando, que delegó en el vicegobernador Mariano Arcioni. Al cierre de esta edición, en compañía de su esposa y de su hijo Pablo, se disponía a ver el partido entre Argentina y Estados Unidos por la Copa América.

El gobernador Mario Das Neves tomó contacto telefónico ayer a la tarde con el vicegobernador Mariano Arcioni y varios funcionarios de su gabinete a quienes, más allá de las dolencias lógicas por la operación a la que el lunes fue sometido, les transmitió instrucciones y recomendaciones varias.
El vicegobernador a cargo del Ejecutivo, informó ayer que el gobernador Das Neves "está en perfecto estado de salud" tras la cirugía y confirmó que ambos dialogaron por teléfono e incluso el mandatario "se comunicó a lo largo del día con varios de los funcionarios del Gabinete".
"Está muy bien y se comunicó por teléfono incluso con varios funcionarios", dijo el vicegobernador en respuesta a una consulta periodística, en el marco de una conferencia que compartió junto a los ministros Coordinador de Gabinete, Víctor Cisterna y de Salud, Leandro González.
Arcioni quedó a cargo del Ejecutivo el viernes por la noche luego que Das Neves le delegara el mando en virtud de la cirugía a la que el gobernador debía someterse el lunes en la ciudad de Buenos Aires y que resultó "exitosa" según confirmó el profesional que estuvo a cargo de la operación quirúrgica.

ESPERANDO POR
ARGENTINA
El vicepresidente del Banco Chubut, Pablo Das Neves, comentó anoche a El Patagónico que su padre "está muy bien. La operación fue un éxito y está evolucionando de acuerdo a lo previsto. Además está de muy buen humor y estamos esperando que se haga la hora para ver el partido de Argentina", señaló.
El ex concejal de Trelew también comentó los llamados telefónicos con el vicegobernador y ministros y los múltiples contactos mantenidos con funcionarios del gobierno nacional y otros gobernadores que querían saludarlo y tener detalles de primera mano.
Tanto sus hijos, Pablo como María Victoria, como su esposa, Raquel Di Perna, están tratando por estas horas que el gobernador se aleje, aunque sea por algunas horas y en los posible días, del seguimiento de la tarea del gobierno y de las incesantes novedades que se generan en el ámbito de la política nacional, algo que es dificultoso por los mencionados llamados pero también por la natural inquietud y preocupación que Das Neves tiene sobre Chubut en particular y el país en general.
La subsecretaria de Gestión Pública y Modernización del Estado, María Victoria Das Neves, resaltó la "energía" que tiene su padre, luego de la operación del domingo, y aseguró que "el panorama ofrecido por los doctores es excelente".
En diálogo con Radio Cadena 3, la hija del gobernador dijo que su familia "está tranquila y contenta con la operación" porque "los médicos dijeron que no quedan rastros de la enfermedad".
La nueva operación a la que se sometió Das Neves el lunes fue por "unas manchitas en el hígado que me detectaron en una resonancia. Las cuatro operaciones anteriores salieron muy bien, y con esta pasará lo mismo", había adelantado el gobernador antes de delegar el viernes el poder en manos del vicegobernador.
Pablo Das Neves recordó que inicialmente su padre iba a estar 10 días en Buenos Aires, cinco de los cuales iban a transcurrir en el hospital Austral y los restantes en su domicilio particular y con seguimiento médico y curaciones.
"La operación fue un éxito y mi viejo, como saben, es un tipo especial y que está cumpliendo a rajatabla lo que le digan los médicos, así que ese tiempo puede cumplirse o adelantarse, todo dependerá de la evolución, que en el primer día fue excelente", remarcó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico