Das Neves valoró la deducción por zona para los trabajadores de la Patagonia en materia de Ganancias

El gobernador Mario Das Neves resaltó ayer el acuerdo al que el gobierno de Mauricio Macri arribó con la Confederación General del Trabajo para modificar el proyecto de Impuesto a las Ganancias que presentará ante el Congreso de cara a 2017. Evaluó que con los cambios, se beneficiará "alrededor del 50% de empleados tanto públicos como privados de Chubut". El mínimo no imponible pasará a ser de 27.941 pesos brutos mensuales, es decir alrededor de 23.191 pesos de bolsillo para un trabajador sin familiares a cargo, a lo que se suma un adicional del 22% en el caso de los trabajadores de la región patagónica llevándolo así a una base de $28.293 de bolsillo en esta zona del país. Mientras, un trabajador casado con dos hijos empezará a tributar en la Patagonia a partir de unos 37.600 de bolsillo mensuales.

Luego del encuentro de ayer en Casa Rosada, donde los gobernadores de 21 provincias se reunieron con los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay; de Trabajo, Jorge Triaca; entre otros funcionarios, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, avaló el acuerdo alcanzado un día antes entre Nación y la CGT por el Impuesto a las Ganancias. "Siempre planteando algunas dudas, hemos consensuado esta propuesta oficial es superadora de la anterior", valoró.
"Es un término intermedio entre las dos propuestas que se habían formulado desde el oficialismo y la oposición", explicó Das Neves. Y agregó que los gobernadores dieron el aval al proyecto porque "tiene cosas interesantes que no estaban. Nosotros como patagónicos, de $37.000 que se definieron como mínimo no imponible a nivel nacional, tenemos un diferencial a favor que nos lleva el mínimo a $45.140 pesos (brutos por mes para un trabajador casado y con dos hijos a cargo", indicó.
A lo que se refirió Das Neves es que de acuerdo a ese proyecto que debe ser avalado por el Congreso, en 2017 el mínimo no imponible del gravamen pasará a ser en todo el país de 27.941 pesos brutos mensuales para un trabajador soltero o casado, es decir alrededor de 23.191 pesos de bolsillo. A esto suma un adicional del 22% en el caso de los trabajadores de la región patagónica. De esa manera, el piso en la región para comenzar a pagar el tributo será de unos $28.293 de bolsillo, tras los descuentos por Jubilación y Obra Social.
Luego se incorporan otras deducciones que puede realizar un trabajador como hijos a cargo y cónyuge, siempre que esa persona a cargo no tenga ingresos fijos mensuales. Esto posibilita que un trabajador casado con dos hijos comience a tributar a partir de 37.000 pesos brutos mensuales en el resto del país y a partir de $45.140 pesos brutos por mes en la Patagonia, como refería Das Neves. Es decir, a partir de 37.644,20 de bolsillo luego de los descuentos por Jubilación y Obra Social.
Para el gobernador, esta modificación "tiene que ver con el costo de vida y con el porcentaje alto que tenemos (en la Patagonia) de trabajadores que pagan el Impuesto a las ganancias. También hay varios puntos interesantes como por ejemplo en cuanto a los fines de semana y las horas extras, que podrán ser deducidas en el pago del impuesto tal como legítimamente se reclamaba desde los sectores gremiales", agregó.

REACTIVACION DEL CONSUMO

Das Neves hizo hincapié en subrayar: "vamos a apoyar esto porque se trata de más dinero que va directamente al bolsillo de la gente, a manos de miles de trabajadores a los que todos los meses les sacaban la plata producto de un impuesto distorsionado como es el impuesto al trabajo. Esta reforma va a mejorar el poder adquisitivo de la gente y va a ayudar a reactivar el consumo y la actividad económica en Chubut, en la Patagonia y también a nivel nacional".
Ahora hay que seguir avanzando en el tiempo, hay una cláusula por la cual el mínimo no imponible y las escalas se van a ir actualizando de acuerdo al costo de vida, así que hicimos un toque interesante en algo que venía atrasado desde hace muchos años", destacó.
Respecto a la oposición de algunos gobernadores al proyecto por el costo fiscal que representaba para su provincias, Das Neves analizó: "es lógico que cada gobernador plantee los problemas que tiene en su provincia, y que defienda los intereses de su gente, yo apuesto al diálogo de cada región y en ese sentido hemos logrado un acuerdo interesante, porque hemos demostrado que a través de la búsqueda del consenso aún entre quienes pensamos diferente podemos llegar a acuerdos que traen beneficios concretos para la gente. Hemos sabido encontrar puntos de unión para elaborar un proyecto que atiende las demandas planteadas por los diferentes sectores que participaron de la discusión y del debate", puntualizó.
"Esta convocatoria ha sido muy buena, cosa que no fue de la misma manera al comienzo de este debate, porque lo hizo sobre la marcha y sin acordar con los gobernadores y las tres CGT, pero ahora queda a las claras que el Gobierno nacional ha dado el paso correcto, porque le está dando la oportunidad a todas las partes de charlar, y lograr un entendimiento que conforme a todos", indicó.
Das Neves reiteró que a pesar del costo fiscal él está a favor de que se reduzca el impuesto en favor de los trabajadores porque se trata de un gravamen que genera injusticias y distorsiones. "En Chubut desde hace tiempo comenzamos a tener problemas con este impuesto, porque llegamos a tener 12 localidades chicas del interior, que cuentan con un hospital y su respectivo médico, a quien le pedíamos que esté de guardia los sábados y domingos, pero al cobrar el adicional, que se lo tomaba la AFIP, terminaba trabajando gratis, y por lo tanto se oponía a realizar su actividad dejando sin guardia esos días, cuando todos sabemos que eso no puede suceder en el ámbito de la salud".
"En nuestro país, existen provincias con sueldos bajos y altos, a lo que se le debe agregar la variación en el costo de vida, porque en Comodoro Rivadavia tenemos un alquiler mínimo de 10 mil pesos y en otros lados del país no pagan esos costos, por eso me parece que en algunos temas puntuales tenemos que animarnos a corregir ciertas cuestiones que son fáciles", dimensionó.
"Digo que es fácil, porque la idea es ponerse de acuerdo dejando los egos de lado, buscando trabajar en el beneficio de todos, dado que la Argentina no está como para chicanear de un lado o del otro, sino para solucionar los problemas, como es el caso de las Ganancias que es un impuesto al trabajo, muy injusto", senteció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico