David Bowie: el artista que priorizó el concepto

El deceso del influyente músico se dio tras una batalla de 18 meses contra el cáncer, a dos días del lanzamiento de su último disco, "Blackstar", que aborda temas como la preocupación por la muerte y el ser olvidado.

David Bowie, con 25 discos editados, una extensa carrera en donde combinó diversos estilos que proyectó hacia el futuro y una personalidad única que lo llevó a explorar otras disciplinas artísticas para aplicar a su música, fue sin dudas uno de los artistas más influyentes y personales surgidos en la segunda mitad del siglo XX dentro de la cultura pop.
Bowie falleció, a los 69 años, tras una batalla de 18 meses contra el cáncer, a dos días del lanzamiento de su último disco, "Blackstar", que aborda temas como la preocupación por la muerte y el ser olvidado.
David Robert Jones -su verdadero nombre- nació en Brixton en 1947 y estaba viviendo en Nueva York, donde falleció rodeado por su familia, sus hijos y su esposa, la modelo Imán.
Tanto en sus primeras incursiones como músico folk-psicodélico; como en su etapa glam con la creación del personaje Ziggy Stardust, una estrella de rock andrógina y extraterrestre; o su alter ego "El Duque Blanco", Bowie dio un paso más allá respecto a las tendencias de cada época y marcó el camino a seguir en los años siguientes.
Pero además, sus inquietudes artísticas lo llevaron a desarrollar una interesante carrera como actor, con algunos hitos como su protagónico en "El hombre que cayó a la Tierra" (1976), en "El ansia" (1983) o la recordada "Laberinto" (1986).
Su primer éxito llegaría en 1969, cuando su atracción por el espacio exterior lo lleva a crear "Space Oddity", una fábula en donde un Major Tom desilusionado ante la ausencia de vida en otros planetas pierde todo contacto con la Tierra. La BBC utilizó esta canción como cortina cuando transmitió la llegada del hombre a la Luna, en julio de ese año.
Es en esta etapa donde se suceden algunas de sus producciones discográficas más recordadas como "Hunky dory", "The rise and fall of Ziggy Stardust and The Spiders of Mars" y "Aladdin Sane", verdaderas biblias del glam rock, que dieron un carácter de héroe de la guitarra a Ronson.
Hastiado de la adoración pública y las giras interminables; y acosado por un creciente abuso de drogas, Bowie decidió matar a su personaje Ziggy Stardust para darle paso a "El Duque Blanco", otra de sus creaciones.
En 1975, Bowie logró su primer éxito en el mercado estadounidense con el lanzamiento del single "Fame", para el cual contó con la colaboración de John Lennon y en su disco "Youngs Americans", en donde realizó una relectura del soul americano.
En la segunda mitad de los '70 logra otro de los hitos de su carrera cuando, entre 1977 y 1979, lanza "Low", "Heroes" y "Lodger", también conocida como "la trilogía de Berlín", ciudad que lo acogió por esos.
Los años '80 encontraron a Bowie en una posición de superestrella del mundo de la música, con conciertos en grandes estadios alrededor del mundo y una rotación permanente en las principales radios, con un pop orientado para adultos, con una excelente versión de funky blanco de la mano de Carlos Alomar. Sus discos "Let's Dance" y "Tonight", lo llevaron a liderar los ranklings con grandes canciones.
Otra vez la sorpresa se apoderó de los fans cuando se conoció hace pocos meses que un nuevo disco de estudio que llevaba la marca Bowie-Visconti estaba por ver la luz. La ilusión de estar en presencia de un Bowie más vigente que nunca con "Blackstar" sólo hizo que el estupor ante la muerte del genial artista fue aún mayor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico