David Firme cumplió su sueño en Cosquín: "que a uno le toque es demasiado grande"

El comodorense, ganador del Pre Cosquín en la categoría "narrador costumbrista", dialogó ayer desde Córdoba con El Patagónico y se mostró feliz por haber pisado el escenario Próspero Molina. "Estaba nervioso, ansioso, es el sueño de mucha gente estar ahí y que a uno le toque es demasiado grande", señaló. También confirmó que será parte del disco que el festival grabará con los ganadores de todas las categorías.

"Nunca olviden esto: no dejen que le arrebaten los sueños". Con esas palabras David "la brujita" Firme (37), el comodorense que ganó el Pre Cosquín en la categoría "narrador costumbrista", cerró su presentación durante la noche del miércoles, cumpliendo su sueño de pisar el escenario mayor del festival, el mítico Próspero Molina.
La frase resume su bronca por la injusticia que vivió su guitarrista, José Barriga, quien tuvo que volverse a Comodoro Rivadavia luego de perder su tarjeta de crédito y quedarse sin dinero al no obtener ayuda municipal, pese a llegar a esta instancia. Pero quizás también sintetiza un poco su historia, ya que David viene trabajando desde hace años para poder llegar a ese escenario.
Ayer por la tarde minutos después de las 15, David dialogó desde Cosquín con este diario. A esa hora aún no podía bajar de la emoción del momento, es que como dijo "todavía no cae", algo que espera que suceda apenas llegue a Comodoro Rivadavia el 3 de febrero, luego de recorrer los más de 1.600 kilómetros que separan ambas ciudades.
Según contó, desde junio venía preparando el relato escrito por el periodista Asencio Abeijón, quien supo ilustrar con sus palabras las páginas de El Patagónico.
De a poco David comenzó acomodar el relato, leyéndolo y releyéndolo, eligiendo qué parte le era más útil y sabiendo que tenía solo seis minutos para mostrar su talento en el escenario.
Así buscó las palabras para entrelazar la historia y con la esperanza a cuestas una vez más viajó para Cosquín, la tierra donde el año pasado le dijeron que su relato era poesía -y no pudo competir- y también a donde intentó llegar con el baile, pero sin suerte.
David confesó que no esperaba llegar a la final, por eso cuando quedó entre los dos mejores sintió que ya había ganado. Pero su historia a fuerza de sacrificio y pasión tuvo un último capítulo, cerrando el final perfecto en la quinta luna del festival.
Así el miércoles pasadas las 23, luego de que Tomás Lipán y Los Quebradeños deleitaran al público con su música ancestral del norte argentino, miles de espectadores viajaron con la voz de este comodorense, quien invitó a viajar a través de la Patagonia con el relato del vasco de la carretilla titulado "Tipo pintoresco".
"Estaba nervioso, ansioso, es el sueño de mucha gente estar ahí atrás y que a uno le toque es demasiado grande. Es inmenso ese escenario con toda la mística que tiene. Pero salió como uno lo esperaba, estoy satisfecho. No fue una revancha, sino lograr cumplir el sueño de poder pisar ese escenario por tus propios medios", admitió recordando la noche que no olvidará.
"Lo viví con mucha euforia, pero una vez que lográs pasar los minutos anteriores a la entrada es hermoso, se siente la energía de la gente que te presta atención. Ahora quiero seguir tratando de abrir las puertas que sean posibles y aprender un poco más el tema del recitado. Esto me va ayudar un montón, creo que puedo tener un poco más de contacto con la gente que realmente sabe", reflexionó sin olvidarse de agradecer a quienes lo ayudaron para llegar a este momento, entre ellos a "Gaby" Girotti que colaboró con él en Cosquín.
El martes este comodorense volverá a su tierra, con el pecho inflado pero con la sencillez de siempre, sabiendo que el premio máximo ya lo tuvo, y que quedará plasmado por siempre en la placa que la organización le entregó a modo de reconocimiento. También en el CD que dentro de poco grabará en Córdoba junto al resto de los ganadores del Pre Cosquín.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico