David González dice que no le van a impedir seguir al frente del SOEM

Considera que no existe ninguna incompatibilidad para que en forma paralela a su condición de diputado provincial pueda continuar como secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales. Cree que detrás de la petición que llegó a la Legislatura para que se decida por alguno de los dos cargos se esconde el temor de que en las elecciones que se aproximan vuelva a ser electo al frente del gremio de los municipales comodorenses.

El diputado provincial del Frente para la Victoria y secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), David González fijo postura respecto del pedido que se le efectuó desde la Legislatura para que opte entre uno de los cargos. Precisó que llegó al cargo de diputado en representación de la clase trabajadora y que no existe ninguna incompatibilidad para que pueda ejercer ambas funciones.
Hay que recordar que el 5 de este mes el vicegobernador Mariano Arcioni –como presidente de la Legislatura- confirmó que se recibió en esa Cámara un escrito del abogado comodorense Juan José Palacios por el que plantea una supuesta incompatibilidad del diputado provincial David González y su continuidad como secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM). En opinión del vicegobernador no habría incompatibilidad y la denuncia se derivó a la comisión de Asuntos Constitucionales donde será estudiada.
En cuanto a los comicios en el SOEM precisó que se avanza en la renovación de la actual comisión. Así el 25 de octubre se confomará la Junta Electoral para definir los tiempos de la presentación de listas. Sin embargo, opinó: "cuando veo algunos empleados municipales usan la vía judicial para tratar de impedir, si puedo o no ocupar un cargo gremial o político, les digo que en el Partido Justicialista lo que yo pregono y acompaño es un partido que siempre ha pedido en la lista la participación del movimiento obrero".
En este sentido recordó que esta iniciativa surgió con Juan Domingo Perón cuando pidió la participación de los gremios para establecer un cupo en la lista para el movimiento sindical.
Recordó que hace diez meses que él ejerce ambos roles y destacó: "hoy que tenemos la representatividad gremial y por voluntad de los trabajadores llegue a ocupar este cargo. Hoy alguna persona y algún abogado están pidiendo que elija ser diputado o secretario, ¿Pero cómo es, si llegue por el movimiento obrero a la Cámara y hoy tengo que dejar de ser sindicalista?", interrogó.
Asimismo cuestionó ese planteo al decir: "imagínense si en la Cámara de Diputados y Senadores de la Nación (los gremialistas) van a dejar su cargo, si llegaron por un partido representando a la clase trabajadora", afirmó.
Detrás de esta petición, González dijo que se esconde el temor de que él siga al frente del SOEM por un nuevo periodo. "Algunos tienen miedo que me vuelva a presentar como secretario general del sindicato, tienen ese temor, imagínense cuando agarré este gremio estaba con un 1 millón de pesos abajo, fundido, hoy el gremio tiene 20 millones de pesos, hoy todo el mundo quiere ser secretario general, pero en las malas no vi a ninguno, yo sé cuál es la intencionalidad", aseguró González.
También dejó en claro que los trabajadores eso lo saben y aseguró con miras a los próximos comicios: "si ellos creen que me van a impedir seguir como secretario a través de carta documento porque tienen temor, vamos a ver lo qué va a pasar".

MODERNIZACION DEL ESTADO
El sindicalista estuvo presente ayer en la presentación del Plan de Modernización del Estado Municipal y manifestó su satisfacción por la instrumentación de este programa, que permitirá informatizar varios procedimientos. "Ojalá se pueda eliminar de los estados la burocracia administrativa, y terminar con la burocracia, y poder contar con las herramientas para hacer tramites más ágiles", sostuvo.
Pidió que a la vez que se modernice al Estado se capacite a los empleados para hacerlos más eficientes en sus puestos y reconoció que a veces hay dificultades porque "en un Estado que se cambia de patrón y gerente cada cuatro años, uno tiene una mentalidad diferente y a veces confunden misiones y funciones del trabajador", opinó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico