David Rodríguez y Sonia Cárdenas se adueñaron de los 21k en Rada Tilly

Los comodorenses brillaron en lo más alto del podio, en sus respectivas ramas. El ganador de Caballeros tuvo un registro de 1h09'58", acompañado por David Veuthey y Gonzalo Vada en los primeros puestos. En Damas, la triunfadora, que arribó a la meta con un tiempo de 1h30'04", fue escoltada por Rosana Calderero y Daiana Llanquín. En 10k, se quedaron con la gloria el local Jorge Mérida y Dania Herrera.

David Rodríguez volvió a ratificar su performance y se quedó por segunda vez consecutiva con la prueba principal de "Argentina Corre" en los 21k, al cruzar la meta pasadas las 16:00 y con un cronometraje de 1h09'58", escoltado por David Veuthey con 1h15'46" y Gonzalo Vada con 1h19'23".
En Damas, la gloria fue para Sonia Cárdenas, quien tuvo una marca final de 1h30'04". El podio se completó con Rosana Calderero con 1h31'00" y Daiana Llanquín con 1h31'31".
En los 10 kilómetros, Jorge Mérida demostró su vigencia al quedarse con la victoria con un tiempo de 32', seguido por Cristian Javier Chaile (34'10'') y Franco Cofre (34'31'').
En tanto que en mujeres, Dania Herrera ocupó el primer puesto (37'59''), seguido de Andrea Avilés (41'39'') y Moira Miranda (42'12'').
De esta manera, "Argentina Corre" pasó por Rada Tilly en su cuarta visita desde que buscó establecerse como la carrera más federal del país, y fue punto de encuentro de los amantes del running y las familias que tuvieron al Parador #in, en la bajada 10, como referencia.
Con una puntualidad en el horario previsto, la propuesta que lleva adelante Grupo Indalo tuvo su eco en los más pequeños, quienes fueron los encargados de abrir la jornada sobre las 14:00 (con 350 participantes entre 6 a 12 años).
El megaevento, que contó con alrededor de 3.200 inscriptos, según estimó Tamara Luquet desde la organización, había comenzado el viernes por la tarde en el Parador #in con un desfile de modas de la agencia de Leandro Rud.
En tanto que ayer las nubes y la temperatura que rondó los 14°, no fue excusa para que la gente se congregue en los alrededores de la Bajada 10.
En el panorama en general, la mayoría de la personas buscaron recorrer las diversas distancias de la actividad atlética que se inició a las 15:00, en compañía de sus afectos. De esta manera, la postal que más se repitió al cruzar la meta fue de familias que llegaban en conjunto para completar la carrera.
"A nivel personal es una satisfacción mayor, y desde la organización estamos muy contentos, porque esta carrera implica mucho tiempo y esfuerzo. Pero el regocijo está en ver que la gente disfruta de un evento de esta magnitud, y que termina feliz y contento. Eso es gratificante", concluyó Tamara Luquet como parte de una organización de cien personas que, desde el martes, se instaló en la villa balnearia para desplegar una nueva edición de la carrera más federal del país.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico