De la ilusión a la cruda realidad y del desencanto a la esperanza

Ni con el regreso de Lionel Messi Argentina pudo volver a la victoria. Sufrió una goleada de 3-0 en Belo Horizonte ante Brasil y sigue en el sexto puesto. El martes en San Juan recibirá a Colombia en un partido que si vuelve a perder, podría ser el último de Edgardo Bauza como DT.

El seleccionado argentino de fútbol pasó de tener la ilusión de recuperarse en el clásico sudamericano, con el regreso del capitán y figura Lionel Messi, a la cruda realidad de un equipo sin respuesta luego de la goleada sufrida ante Brasil (3-0) en el Mineirao, pero con una leve esperanza a raíz de resultados de terceros.
La noche húmeda y calurosa de Belo Horizonte arrojó más dudas de las que se arropaban sobre los hombros antes del comienzo del partido, luego de una actuación muy pobre del grupo de jugadores que disputaron tres finales consecutivas entre Mundial y las Copas América.
La vuelta de Messi significó una contención para el plantel que sin él llevaba tres partidos sin triunfos con dos empates ante Venezuela y Perú, ambos de visitante y por 2-2, y una derrota dolorosa ante Paraguay en Córdoba por 1-0.
Sin embargo, eso no alcanzó y con el "10" en la cancha, con el brazalete de capitán en el brazo, Argentina ofreció una actuación decepcionante, no sólo para los hinchas, sino para los propios jugadores.
Como suele suceder en la forma de ser argentina, de los distintos estados hay poco margen de distancia, son cercanos uno al otro. Y este equipo, e incluso la mayoría de los periodistas que cubrieron las horas de entrenamiento, pasaron de esa esperanza, al choque frontal con marcado desencanto.
A pesar de todo, los resultados de terceros, como el éxito de Perú en Paraguay (4-1), el de Uruguay ante Ecuador (2-1) y el empate de Colombia ante Chile (0-0), le dieron un guiño, pequeño, pero guiño al fin, con vistas al futuro, a lo que viene en los próximos compromisos.
Es que con los resultados de la undécima fecha, las Eliminatorias quedaron con Brasil (24) y Uruguay (23) cortados en la vanguardia, mientras que Colombia aparece tercera con 18 y Ecuador cierra el grupo de los cuatro clasificados con 17 pero por diferencia de gol pues tiene +3 y Chile, que tiene también 17, acumula +2 y está en repechaje.
En tanto, el seleccionado dirigido por Edgardo Bauza quedó sexto con 16 y lo siguen Paraguay con 15 y Perú con 14, mientras que mucho más atrás quedaron Venezuela con 5 y Bolivia con 4.
Por lo tanto, el grupo se aferra a un triunfo, a como dé lugar ante los colombianos el martes en el Estadio Bicentenario de San Juan, porque en ese caso volverá a la plaza de clasificación, con la combinación de otros marcadores.
El balance deja mucho más en el debe que en el haber, pero teniendo en cuenta cómo es el cuadro de situación, lo poco que se sitúa en el haber indica que no todo está perdido.
Argentina depende de Argentina aunque quizás hoy en día ella misma sea su peor enemigo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico