De reciclar materiales en el basural a barrer las calles

Silvia Chiguay tiene 45 años y es una de las mujeres que integra como afiliada el Sindicato de Camioneros, algo impensado hace una década. Ella cada mañana realiza el servicio de limpieza de las calles de Comodoro Rivadavia contratada por Urbana SRL, empresa que en 2012 comenzó a incorporar mujeres para esa tarea.
Su historia tiene tintes particulares, ya que fue reclutada en el basural, donde juntaba materiales como cartones y metales para vender por su cuenta. Fue incorporada hace unos meses a partir un convenio entre el municipio y la empresa. Según recuerda fueron un total de dos las personas seleccionadas en ese momento, tres de ellas mujeres. "Hace cinco meses trabajo, pero yo trabajé toda mi vida, para mi es normal trabajar. En el basural era el día a día, te levantabas temprano, y acá es más tranquilo, estás sola y hacés tu trabajo", describe acerca de cómo cambió su vida laboral.
Según cuenta Silvia la gente las respeta y no sufre el acoso o los prejuicios que si se da en otros trabajos. Sin embargo, esto no quita que a muchos hombres los sorprenda verlas trabajar en las calles barriendo durante todas las mañanas.
"A la gente le sorprende, se quedan mirando. Pero la mujer ya está abarcando trabajos que son de hombres, no sé porque será, quizás porqué hay mayor cantidad de mujeres o porque también hay hombres que se quedan cuidando a los chicos. Cambiaron los tiempos", analiza Silvia, mientras barre la avenida Hipólito Yrigoyen, esperando llegar al puerto, donde cada día termina su labor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico