De Río Mayo al Polo Norte

Se trata del coronel Ignacio Carro, quien estuvo destinado en el batallón 9 de Río Mayo entre 2003 y 2005. El militar se encargará de la parte logística durante la expedición que busca concientizar sobre el calentamiento global y plantar bandera en el extremo ártico.

El lunes, ocho argentinos partieron desde Ezeiza a Londres para realizar la Expedición Argentina Polo Norte 2016, una arriesgada misión que tiene por objetivo plantar bandera en el extremo del Artico, concientizar sobre el impacto del calentamiento global y tomar una serie de muestras de hielo para el desarrollo de estudios comparativos entre el Polo Norte y el Polo Sur.
La comitiva es comandada por el general Víctor Figueroa, ex director Antártico del Ejército, quien está acompañado por Gustavo Curti, Luis Cataldo, Emiliano Curti, Juan Pablo de la Rúa y Santiaago Tito, el fotógrafo Tomás Heinrich –único civil– y el coronel Ignacio Carro, quien entre 2003 y 2005 fue oficial del Batallón 9 con asiento en Río Mayo.

PATRIA EN EL ARTICO
Carro (50), padre de seis hijos y de familia militar, se encargará de que toda la logística que conlleva la expedición salga a la perfección. El oficial llegó a Río Mayo en 2003 cuando se hizo cargo de la parte operacional de la unidad 9. Fue luego de realizar un curso en la Escuela de Guerra, el cual se extendió por dos años, culminando con su traspaso a esta unidad de combate del oeste de Chubut.
Su paso en la provincia se extendió hasta diciembre de 2005, cuando fue trasladado al Instituto de Obra Social del Ejército en Buenos Aires. Luego vendría el Comando de Operaciones Terrestres ubicado en Campo de Mayo; la Dirección de Seguridad de Casa Rosada, durante el gobierno de Cristina Kirchner; el Comando Antártico; la jefatura de Batallón de Ingenieros de Montaña 8 de Campo los Andes; un nuevo paso por el Comando Antártico y finalmente el Batallón de Ingenieros Anfibio 212 de Santo Tome, Santa Fe.

Embed

Este es Ignacio Carro, otro de los expedicionarios argentinos al Polo Norte. Su función dentro del equipo es encargarse...

Posted by Expedición Argentina Polo Norte 2016 on sábado, 12 de marzo de 2016

Carro estaba en este último destino cuando surgió la posibilidad de realizar la expedición al Polo Norte, en su caso por sus aptitudes militares ya que es cazador de montaña, buzo, instructor de esquí, paracaidista y tiene experiencia en tres campañas antárticas.
La primera de ellas la realizó con solo 13 años cuando su padre encabezó en 1978 el primer contingente de familias que vivió en ese continente durante 14 meses. Ya como oficial del Ejército, llegaría su especialización antártica, invernando durante la campaña anual de 1990 en la Base Belgrano 2.
Todo esto fue fundamental para su convocatoria, ya que para conformar la patrulla de la expedición se buscó gente capacitada en actividades de montaña y con experiencia en la Antártida por las características del ambiente geográfico con que se encontrarán en el Polo Norte.

TEMPERATURAS DE HASTA -70°
La iniciativa 100% argentina es impulsada y financiada por la Fundación Criteria con apoyo logístico del Ejército, representando al país.
El lunes los expedicionarios partieron rumbo a Londres, la primera escala previo viajar a Oslo (Noruega). Desde allí llegarán a Svalbard, una isla en la que se aclimatarán y entrenarán por cuatro días, probando todo el equipamiento: botas, esquíes y pesados trineos.
La Base Borneo, de origen ruso, será su última parada en suelo continental el 6 de abril, previo a arrancar una travesía de 120 kilómetros que se extenderá entre 6 y 10 días, con marchas de unas siete horas y una temperatura mínima de hasta -70°.
Realmente será un desafío duro con todo lo que conlleva este tipo de expediciones, pero con la certeza de que la bandera argentina otra vez volverá a flamear en el Polo, tal como sucedió hace 16 años en otra expedición de similares características.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico