De Vido afirmó que el próximo gobierno contará con 69 mil millones de pesos para obras

El ministro recordó que en los últimos doce años el indicador de la industria de la construcción se expandió "135 por ciento, y se generaron 500.000 nuevos puestos de trabajo", tras remarcar que durante la gestión kirchnerista las "empresas pasaron de 13.000 a 27.000, y el salario promedio creció 1.156 por ciento".

El ministro de Planificación, Julio De Vido, afirmó que el gobierno de Mauricio Macri contará con un presupuesto aprobado para obra pública de 69.000 millones de pesos y un plan en ejecución de unos 114.000 millones de pesos, al participar ayer del acto de apertura de la 63 Convención de la Cámara Argentina de la Construcción.
En el encuentro que se desarrolla en el Hotel Sheraton de Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, De Vido participó de un panel con el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Juan Chediak, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
En una jornada en la que se destacó el impulso que dieron al sector el Programa Procrear, el Plan Federal de Viviendas y las obras de infraestructura, De Vido recordó que en los últimos doce años el indicador de la industria de la construcción se expandió "135 por ciento, y se generaron 500.000 nuevos puestos de trabajo", tras remarcar que durante la gestión kirchnerista las "empresas pasaron de 13.000 a 27.000, y el salario promedio creció 1.156 por ciento".
En un tono de balance, el ministro afirmó: "el gobierno que nos continúa tiene un presupuesto aprobado de 69 mil millones de pesos, con un plan de obras que estimamos estará en el orden de los 114 mil millones de pesos", e insistió en que la obra pública de la actual gestión "fue seis veces superior en estos doce años si la comparamos con lo que se hizo en el período 1990-2002".
En ese mismo sentido, Chediak destacó el impulso a la actividad durante los últimos años, "a partir de la decisión de incrementar la inversión pública, que permitió concretar obras realizadas por trabajadores y empresas argentinas y con insumos nacionales".
El titular de la CAC remarcó en la inauguración de la Convención la aceleración que tuvieron la implementación del Plan Procrear, el Plan Federal de Vivienda y las obras de infraestructura en los distintos rubros gestionados por el Ministerio de Planificación.
Si bien destacó que esos avances "demostraron una vez más que se puede construir el país que merecemos", Chediak entendió que esos esfuerzos "son insuficientes para seguir creciendo" y como tal la entidad elaboró un plan para el período 2016-2025.
A su turno, el designado titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Emilio Basavilbaso, destacó que uno de los desafíos de los próximos años será reforzar el financiamiento hipotecario, y confió en el potencial del anunciado Plan Belgrano, que prevé la edificación de 250.000 viviendas en diez provincias del norte argentino.
Basavilbaso añadió que hoy el crédito hipotecario representa sólo 2 por ciento de producto interno bruto, cuando el país supo tener 5 por ciento en los 90, que "no estuvo estructurado y con la crisis de 2001 se destruyó en un par de meses".
"Una clave es generar un fondo con participación del Estado, ya que el reto no se puede dejar librado al mercado para que podamos seguir creciendo", definió el nuevo responsable de la Anses y, asimismo, consideró factible incrementar los créditos hipotecarios a 20 y 30 años, en la medida en que se vayan corrigiendo las condiciones macroeconómicas actuales y se reduzca la inflación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico