Declaran culpable a la mujer que mató a puñaladas a su pareja en Trelew

Por unanimidad los jueces Mirta Moreno, Ana Servent y Sergio Piñeda ayer declararon culpable a Alejandra Almonacid como autora del homicidio de su pareja, Carlos Huecha. El tribunal echó por tierra la estrategia de defensa ante la violencia de género. Ahora se espera el juicio de cesura.

El hombre fue asesinado a puñaladas el 4 de noviembre de 2014 en el barrio Planta de Gas de Trelew. Carlos Huecha había ido a buscar sus pertenencias a la casa de la familia de la agresora y mantuvo una discusión con ella.
En esas circunstancias la mujer le asestó varios cortes en el rostro y un profundo puntazo debajo de la tetilla izquierda que le produjo la muerte minutos después de ser trasladado al Hospital Zonal.
La acusada, Alejandra Almonacid, llegó al debate cumpliendo arresto domiciliario en la casa de su padre. Durante la semana pasada declararon una treintena de testigos, entre familiares y amigos de ambos, policías y peritos del sistema judicial que realizaron su aporte científico en el esclarecimiento del crimen.
Durante la jornada de alegatos de ayer, el defensor de la imputada, Manuel Salgado, argumentó que se trató un caso típico de una reacción por la llamada "violencia de género". Para ello, destacó las continuas amenazas, golpes y prohibiciones que Hueche le imponía a su cliente. El abogado insistió en que el incidente fue consecuencia de un típico caso de legítima defensa y durante los alegatos solicitó el sobreseimiento de Almonacid.
Sin embargo, el tribunal -por unanimidad- tuvo en cuenta los argumentos vertidos por el fiscal general Sergio Ferrín, quien destacó que no existió la legítima defensa y para ello se valió de la declaración de la propia mujer cuando dijo durante el juicio, en alusión a la conducta de Hueche, que “me insultó y me quiso pegar”.
El fiscal sostuvo que en el momento de la agresión la víctima no consumó violencia “actual” contra la acusada y citó un fallo del Superior Tribunal de Justicia de Chubut, indicando que “ni siquiera pidió auxilio a su padre o a su hijo que estaban allí. El solo quería llevarse las pertenencias e irse porque la relación no daba para más”.
El acusador analizó que la mujer “no se conformó con los cortes que le produjo en la cara, sino que en la estocada final de su agresión le asestó una puñalada en el corazón”.
Ferrín reconoció que en la pareja “había una relación tensa, pero ninguno de los peritos y psicólogos forenses que aquí testimoniaron hicieron alusión a la violencia de género. Esa figura la trajo el defensor solamente al momento del alegato”, cuestionó.
El tribunal, en su resolución, declaró penalmente responsable a Almonacid por el homicidio de Hueche. Ahora queda la realización de la audiencia de cesura de pena en la que la Defensa y la Fiscalía expondrán acerca de sus respectivas pretensiones acerca de la pena por el delito de homicidio simple.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico