Declaran ilegal la detención del que quería venderle un chaleco antibalas a un policía

El juez penal Miguel Angel Caviglia declaró la ilegalidad de la detención del sujeto que pretendió venderle un chaleco antibalas, de la Policía de Chubut, a un efectivo que hacía adicionales en una carnicería de la avenida Chile. La detención fue por resistencia y amenazas, pero el magistrado entendió que no existen fundamentos para haberlo detenido y ordenó su libertad.

El hecho en cuestión tuvo lugar a las 20:50 del domingo. A esa hora un policía se encontraba desempeñándose como seguridad adicional en una carnicería que funciona en avenida Chile y Herrera.
A ese lugar llegó un sujeto que más tarde fue identificado como Ramón Jesús Miranda, de 34 años, quien le habría confiado al policía que él también trabaja como seguridad y lo hacía en la empresa que desempeña esa tarea para el supermercado que se instaló en el predio del Club Portugués.
En la conversación con el policía, el sujeto le ofreció a la venta un chaleco anti balas que tenía la inscripción Policía del Chubut, el cual llevaba consigo en ese momento. Le habría agregado que también tenía para ofrecerle un handy con frecuencias policiales y un bastón tonfa, entre otras cosas.
La cuestión es que el policía no accedió a la transacción que le ofrecía Miranda y le consultó de dónde había sacados esos elementos, pero el sujeto se molestó.
A todo esto el agente llamó un móvil para que se haga presente personal de la Seccional Tercera, lo cual ofuscó todavía más al vendedor que pretendía irse. "Te voy a cagar a tiros", le habría dicho y cuando llegó el refuerzo el hombre terminó detenido por resistencia y amenazas, secuestrándose el chaleco y un arma blanca que tenía en la cintura.

ILEGAL

La audiencia en su contra se llevó a cabo ayer antes del mediodía, en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. El acto fue presidido por el juez penal de turno, Miguel Angel Caviglia, mientras que la Fiscalía fue representada por la funcionaria Patricia Rivas y el imputado fue asistido por el abogado adjunto de la Defensa Pública, Ricardo Amado.
Al inicio del acto, la acusadora pidió que se declare legal la detención de Miranda, narrándole a las partes las circunstancias del hecho, pero el defensor pidió la palabra para expresarse sobre el particular y reclamó la ilegalidad de la detención por inexistencia de fundamentos.
Sin avanzar sobre el resto de las cuestiones, como la formalización o una medida de coerción, el juez resolvió respecto a la detención y la declaró ilegal, ordenándose la inmediata libertad.
De todas maneras, la Fiscalía deberá investigar de oficio, en una carpeta judicial distinta, la procedencia del chaleco policial. En razón de ello, se solicitó a la Unidad Regional un informe sobre este tipo de elementos que figuren como robados a empleados policiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico