Defensa Civil descentralizó la ayuda a través de las vecinales

Las Asociaciones Vecinales fueron ayer los lugares a los que acudieron los habitantes de Comodoro Rivadavia afectados por la lluvia, luego de que Defesa Civil descentralizara la ayuda a través de esas instituciones. La demanda, como ocurre ante este tipo de situaciones, fue el nylon para cubrir goteras de los techos.
El alerta emitido con anticipación por el Servicio Meteorológico Nacional permitió tomar las previsiones del caso y prepararse para la contingencia. De esa manera, durante la semana las Asociaciones Vecinales fueron provistas de nylon, colchones, frazadas y en algunos barrios, también de zapatillas. De todas maneras, la costumbre hizo que varios vecinos acudieran a Defensa Civil a buscar nylon, elemento que se le había agotado a media mañana de ayer y que debieron reponer.
En diálogo con El Patagónico, el viceintendente Juan Pablo Luque explicó que la ayuda con este tipo de material aislante y provisorio, se distribuyó durante la semana en las distintas vecinales y señaló que es lo que la gente más requiere. En tanto que confirmó el funcionamiento correcto de los pluviales, los cuales recibieron el correspondiente mantenimiento con anticipación.
"En la zona de USMA tuvimos que intervenir con un vactor (camión chupa), junto a la cooperativa, porque se produjo una saturación, pero se solucionó rápidamente", sostuvo el funcionario.
De esta manera, no se registraron grandes inconvenientes sino los propios de una lluvia en esta época del año, sobre todos teniendo en cuenta la topografía de la cuidad. En tanto que desde las calles altas que todavía quedan de tierra, el lodo y piedra fueron dejando sus rastros durante el natural descenso.
A todo esto, en la Asociación Vecinal del barrio La Floresta, su presidenta Silvia Navarro abrió las puertas a las 8 para atender la demanda y aseguró que habría una guardia durante toda la jornada. Allí fue suministrándole nylon a la gente que se acercó a solicitarlo.
"La gente fue preparándose y durante la semana vino a buscar nylon porque una vez que comienza a llover se hace mucho más difícil bajar a los que están en el sector más alto. Si bien se están realizando obras de asfalto, existen lugares complicados para subir o bajar. Pero aquí estaremos para bridar la ayuda que haga falta", sostuvo.
La vecinalista lleva 9 años como presidente y contó que antes se entregaban hasta 8 o 9 rollos de nylon en la temporada, pero fueron trabajando con los sectores más necesitados en la reparación de techos y ahora no se llega a entregar un rollo de nylon.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico