Dejaron con los puesto a turistas españolas en Punta Tombo

Mientras realizaban un recorrido por la Pingüinera, delincuentes forzaron el baúl del vehículo en que se trasladaban y se llevaron cuatro valijas repletas de ropa, una mochila, un bolso y tres cámaras de foto.

Los turistas oriundos de España, tres mujeres y el esposo de una de ellas, resultaron víctimas de un robo a poco de haber arribado a la provincia.

Elena Tena y Sara Almudi dieron su testimonio en diálogo con Radio 3 Cadena Patagonia, la primera relató que tras haberse bajado del avión en Trelew ayer a las siete de la mañana, alquilaron allí mismo un auto y que se dirigieron a Punta Tombo. "Ahí (en la reserva) nos recibieron tres personas, nos vendieron los tickets explicándonos que éramos los primeros y que empecemos por el Centro de Interpretación", explicó.

"Tardamos unas dos horas en hacer la visita, paramos para comer, y luego subimos a buscar el coche para seguir hacia el siguiente destino, que era Puerto Pirámide. Cuando llegamos al vehículo e íbamos a abrir el maletero mi amigo notó que habían forzado la cerradura, lo abrió y descubrió todo limpio", indicó.

Sara se quejó de que no les dejaron nada y sostuvo que le pareció extraño que les hayan robado allí; en un lugar en donde no había más que ellos, los recepcionistas y una pareja de turistas ingleses que llegaron prácticamente al mismo tiempo. "Al auto lo habíamos dejado en la puerta de entrada, en donde pasa todo el mundo", se acordó.

Los malhechores se robaron cuatro maletas grandes –las que contenían pertenencias para su estadía de 17 días en Argentina. "Nos han robado todo lo que teníamos en esas cuatro valijas grandes, una mochila y un bolso", aseguraron.

Luego su amiga agregó que además de ropa en las maletas tenían al menos tres cámaras de fotografía, las baterías para ese equipamiento y para los celulares. "Los papeles de la reserva del hotel, los de los vuelos. Desde un secador hasta las botas para ir a Ushuaia y el biquini para Iguazú, o sea; todo", detalló Sara indignada.

"Allí les dijimos a los muchachos que nos abrieron el coche y que nos habían robado todo y a mí me sorprendió su pasividad. Solo uno nos dijo que lo sentía y cuando le preguntamos si esto solía pasar seguido nos respondió que nunca", contó Elena al finalizar quejándose además de que en la pingüinera les dijeron que no tenían teléfono cuando pidieron uno para llamar a la policía.

Finalmente, contaron que cuando fueron a hacer la denuncia a la Comisaria ,donde les recibieron la denuncia, los desconcertaron aún más, cuando les dijeron que intervendría una Seccional de Comodoro en la investigación del robo, pese a que el lugar en donde sucedió siempre fue jurisdicción de la Comisaría de Rawson.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico