Del desencanto a la euforia

Los casi 4.500 hinchas argentinos que presenciaron ayer la primera jornada de la final de la Copa Davis ante Croacia transitaron un camino del desencanto con la derrota inicial de Federico Delbonis a la euforia y el festejo con el éxito de Juan Martín Del Potro, y se impusieron sobre los balcánicos aún en amplia minoría.
En ese contexto, los argentinos, casi todos vestidos con los colores celeste y blanco que los identifica en todo el planeta, comenzaron la jornada a pura emoción con la entonación del Himno Nacional interpretado por Sven Pocrnic, un joven de 16 años, y con los tenistas abrazados en el centro de la cancha.
"Y ya lo ve, y ya lo ve, somos locales otra vez" o el "Oh, Argentina vamos, ponga huevos, que ganamos", fueron los hits 'futboleros' más escuchados, y también el "Ole, Olé, Olé, Olé, Diego, Diego" para Maradona, ubicado junto a su pareja Rocío Oliva en el palco 107 del estadio, justo enfrente del grupo más ruidoso.
Un momento caliente fue cuando el "10" hizo un gesto de reprobación en un Ojo de Halcón desfavorable a Delbonis: eso bastó para que reaccionara el resto con silbidos, luego se juntó demasiado público en momentos que el azuleño se disponía a servir y enseguida llegaron cinco corpulentos policías a la zona para evitar que la cosa pasara a mayores.
No faltaron las banderas argentinas que suelen acompañar al equipo por el mundo en cada cita de Copa Davis, así estuvieron las de Chaco, Bariloche, Cañada de Gómez, Lincoln, Puerto Madryn, Junín, Bragado, San Genaro y Tucumán, entre otras que flamearon orgullosas en el imponente estadio Arena Zagreb.
Entre el público se divisó al "Bichi" Fuertes, ex goleador de Colón de Santa Fe, al cantante Axel, ambos mezclados entre el público y entonando las canciones típicas de cancha.
Los croatas, en tanto, superados en el aliento, se dedicaron a molestar a Delbonis cuando emparejó su partido con Cilic, pero enseguida intervino el umpire francés Pascal María y logró calmar a los más exacerbados.
Entre los 'futboleros' se divisaron camisetas de Boca, River, Talleres de Córdoba, Argentinos Juniors, Newell's Old Boys, Rosario Central y San Lorenzo, todos alentando juntos al equipo argentino que tanto en la derrota de Delbonis como en la victoria de Del Potro les hacían sentir que estaban bien representados y que ganar la Davis no suena a utopía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico