Del Potro está en cuartos del US Open

"La Torre de Tandil" se impuso por 6-3 en el primer set y ganaba 3-2 en el estadio Arthur Ashe de Nueva York. En la próxima ronda jugará con el suizo Sanislas Wawrinka que venció al ucraniano Illya Marchenko.

Juan Martín del Potro se instaló ayer en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos con el triunfo ante el austríaco Dominic Thiem, quien abandonó por molestias musculares en el segundo set cuando el tandilense se impuso 6-3 en el primero y ganaba 3-2 en el estadio Arthur Ashe de Nueva York, y en la próxima instancia se medirá con el suizo Stanislas Wawrinka.
Del Potro, el único argentino que continúa en el cuadro masculino del certamen, estuvo en la cancha una hora y 14 minutos ante el octavo preclasificado y en los cuartos de final enfrentará a Wawrinka, número tres del ránking ATP, quien eliminó al ucraniano Illya Marchenko (63).
El ganador del Abierto de los Estados Unidos en el 2009 ratificó su buen momento en varios pasajes del partido, a pesar de una molestia leve en el hombro derecho, ante Thiem, más allá de la disminución física del austríaco, quien en el segundo set puso fin a su resistencia ante los remates fuertes, paralelos y cruzados, desde el fondo con la mano derecha, debido a dolencias en rodilla derecha que le impidieron continuar en el partido.
Según la ATP, del Potro es el jugador de peor ránking (142°) en acceder a los cuartos de final en la historia del certamen desde el estadounidense Jimmy Connors en el 1991, cuando lo hizo desde el puesto 174.
Una vez finalizado el encuentro, del Potro expresó a la señal televisiva ESPN que le sorprendió el abandono de Thiem: "fue de un momento para otro porque no se lo notaba lesionado. Es una lástima, es un gran jugador y ganar de esta manera nunca es lindo".
Del Potro se sintió "un privilegiado" por haber alcanzado los cuartos de final de uno de los Grand Slam, junto con el de Australia, Roland Garros y Wimbledon, y lo consideró "especial" porque ya lo ganó en 2009.
"Estoy jugando mejor, poco a poco, y mi hombro derecho sintió un poco los remates. Seguir avanzando depende de mí y de mi juego; tengo que estar tranquilo", agregó "La Torre" de Tandil.
El campeón en la edición del 2009, casi sin secuelas de las lesiones en las muñecas que derivaron en una larga inactividad, arrancó el torneo con un éxito sobre su compatriota Diego Schwartzman (69), por 6-4, 6-4 y 7-6.
En segunda ronda, el bonaerense exhibió un rendimiento superador ante el estadounidense Steve Johnson (22), al que doblegó con parciales de 7-6, 6-3 y 6-2. Y el sábado último, reaccionó ante un arranque desfavorable (perdía 2-5 al cabo del primer set) y se sacó de encima al siempre difícil español David Ferrer (13), a quien venció por 7-6, 6-2 y 6-3.
En la próxima fase confrontará con el suizo Wawrinka, quien superó al ucraniano Marchenko, una de las sorpresas del torneo hasta el momento, por 6-4, 6-1, 6-7 (7-5) y 6-3, luego de dos horas y 48 minutos de enfrentamiento, en un partido que se presentó muy fácil al comienzo y que se le complicó imprevistamente a partir del tercer set, que perdió en el tie break, y se le simplificó nuevamente en el cuarto y último parcial.
El último antecedente entre Del Potro y Wawrinka fue en la segunda ronda del Abierto británico de Wimbledon, cuando el argentino sorprendió al suizo y lo dejó en el camino con mucha solidez, tras superarlo por 3-6, 6-3, 7-6 (7-2) y 6-3, tras dos horas y 47 minutos de partido.
Del Potro, quien en agosto logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, avanzó a los cuartos de final del Abierto de los Estados Unidos, que ganó en 2009 ante el suizo Roger Federer, certamen que se disputa sobre superficie dura y reparte 46.3 millones de dólares en premios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico