'Delpo' afirmó que contra Gran Bretaña estará disponible para jugar el singles

Juan Martín Del Potro, integrante del equipo de Copa Davis de la Argentina que se clasificó para una de las semifinales del Grupo Mundial 2016, reveló ayer que le anticipó al capitán Daniel Orsanic que frente a Gran Bretaña también estará disponible para jugar en singles, luego de haberlo hecho únicamente en dobles en la victoria sobre Italia de hace 12 días, en Pesaro.

"Le avisé a Orsanic que contra Gran Bretaña me cuente en dobles y también estaré disponible para jugar en singles", reveló Del Potro.
El tandilense, de 27 años, reapareció en el equipo argentino de Copa Davis luego de casi cuatro años, en la victoria conseguida sobre Italia por 3-1 a orillas del Adriático que permitió instalarse en las semifinales del Grupo Mundial, instancia en la que tocará visitar a Gran Bretaña el 16, 17 y 18 de setiembre, en una sede que se definirá antes del viernes 5 de agosto.
Ante los italianos, Del Potro, en pleno proceso de reinserción al tenis luego de una inactividad de casi un año a raíz de la tercera operación a la que fue sometido en la muñeca izquierda, únicamente jugó en dobles, en pareja con el bahisense Guido Pella.
Del Potro y Pella vencieron a los italianos Fabio Fognini y Paolo Lorenzi por 6-1, 7-6 (7-4), 3-6, 3-6 y 6-4 en el tercer punto de la serie, que permitió a la Argentina pasar al frente por 2-1, para luego concretar la victoria final con el éxito del azuleño Federico Delbonis.
"Lo que viví en la Davis fue espectacular, tuve un regreso ideal. Nunca había jugado dobles, fue una experiencia nueva y con Pella nos entendimos bárbaro. Fue hermoso estar nuevamente en el equipo, tener el control desde adentro y no como antes, que sufría desde afuera cuando no podía jugar", recordó Del Potro.
La "Torre de Tandil" recordó los malos momentos que vivió cuando estuvo alejado del tenis y resaltó que todo lo que sufrió le permitió valorar más su regreso al circuito y a la Davis.
"Estuve cerca de dejar el tenis, viví situaciones tristes, frustrantes, sin saber si volvería a agarrar una raqueta. Nunca bajé los brazos, pude salir adelante y ahora noto que de a poco voy avanzando, eso me hace disfrutar este momento mucho más, y también me permite valorar a todos los que estuvieron cerca en los malos momentos", concluyó Del Potro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico