Demandaron a una mujer por golpear a un bebé en una guardería

La secuencia quedó registrada en las cámaras de seguridad del jardín. Allí se puede ver cómo la auxiliar agarró al bebé de ocho meses de un brazo, le tiró de una oreja y finalmente lo volvió a tomar del brazo, esta vez, para arrastrarlo hasta donde estaba ella. La mujer fue denunciada por la mamá del nene y la Justicia la acusó por la agresión.

La dramática situación ocurrió en la ciudad de Neuquén el pasado 3 de febrero, cuando el bebé abrazó a uno de sus compañeritos. En ese instante, alrededor de las 9, la auxiliar maternal a cargo de una salita de un jardín de infantes céntrico lo tomó del brazo izquierdo y luego le tiró de una oreja. Minutos después, la mujer lo volvió a agarrar del brazo y lo arrastró hasta donde estaba ella. "Lo agarró del mismo brazo y lo arrastró sin levantarlo del piso hasta el lugar donde se encontraba ella", detalló crudamente el fiscal Horacio Maitini durante la audiencia realizada el martes.

Como consecuencia de la agresión, el bebé terminó con dos moretones, uno de dos centímetros de diámetro y otro más grande, de unos cuatro centímetros, ambos en el mismo brazo. El tiempo de curación previsto para los hematomas que sufrió el bebé fue establecido en una semana.

Durante la audiencia, entre lágrimas y arrepentida, la auxiliar escuchó la acusación fiscal avalada por el juez Juan José Eulogio por lesiones leves.

Por su parte, el defensor Daniel Fernández Carro no se opuso a la formulación de cargos, pero instó a la fiscalía a una salida alternativa del proceso, ya que afirmó que la mujer fue demandada por 418 mil pesos en el fuero civil.

Para la investigación se fijó un plazo de dos meses y el fiscal detalló que como parte de la prueba figura la filmación del circuito cerrado de seguridad que tiene el edificio donde funciona el jardín maternal.

A raíz de la denuncia de la mamá de la víctima, se realizó un allanamiento en el jardín, donde se secuestraron las filmaciones.

Según publica La Mañana de Neuquén, el hecho habría salido a la luz cuando la madre del bebé de ocho meses se encontró con que su hijo regresó del jardín con moretones.

Al cierre de la audiencia, la auxiliar tomó la palabra para afirmar que comprendió el hecho por el que fue acusada. Luego, secó sus lágrimas y se marchó con un gesto de profunda vergüenza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico