Demoraron a una persona por la fuga de los hermanos Lanatta

Detectives de la Policía bonaerense allanaron su vivienda, en Quilmes, donde secuestraron algunos elementos de importancia para la causa, entre ellos una camioneta de color negro similar a la que se observa en los videos.

Un hombre fue demorado en las últimas horas de ayer en el partido bonaerense de Quilmes ante la sospecha de que pudo haber colaborado con la fuga del penal de General Alvear de los tres presos por el triple crimen de General Rodríguez.
Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que se trata de un amigo de uno de los hermanos Lanatta, a quien los tres evadidos del penal de General Alvear visitaron la mañana del domingo en su casa de Quilmes, es decir horas después de escapar de la cárcel, y le pidieron dinero para continuar con la fuga.
Cuando se produjo el allanamiento se encontró una importante cantidad de dinero.
Detectives de la Policía bonaerense allanaron su vivienda, en Quilmes, donde secuestraron algunos elementos de importancia para la causa, entre ellos una camioneta de color negro similar a la que se observa en los videos y que se cree que abordaron los fugados momentos después de escapar de la cárcel.
El demorado, de quien no se suministró su identidad pero que es uno de los amigos que habitualmente visitaba a uno de los presos en la cárcel, permanecía esta tarde en una comisaría de Quilmes a la espera de que el fiscal de General Alvear, Cristian Cittero, resuelva si pide formalmente su detención y lo indaga, o si lo libera.
Es que el fiscal Cittero aguardaba para las próximas horas el resultado de algunos peritajes ordenados respecto a los elementos secuestrados, principalmente la camioneta y algunos teléfonos celulares.
Si bien al momento de ser demorado, el hombre negó conocer a los hermanos Martín (42) y Christian (44) Lanatta y a Víctor Schilacci (35), luego admitió ante los policías que era "conocido" de Schilacci, que lo "visitaron" la mañana del domingo y que le pidieron "algo de plata".
Sin embargo, los investigadores policiales y judiciales creen que este hombre pudo haber colaborado activamente de la fuga de los tres condenados y no descartan que haya sido quien manejaba la camioneta que abordaron tras escapar del penal.
Un vocero con acceso al expediente judicial a cargo del fiscal Cittero explicó a Télam que durante la madrugada se realizaron otros tres allanamientos en viviendas de la zona sur del conurbano, de donde se secuestraron algunos elementos de importancia para la causa.
A esas casas se llegó tras el análisis de comunicaciones entre los familiares y allegados a los tres fugados y el entrecruzamiento de los números de estas personas con un teléfono que, se cree, poseen los evadidos.

LA FUGA PASO A PASO

La fuga fue sobre las 2:30 de la madrugada y comenzó en el sector Sanidad donde estaban alojados los hermanos Martín y Christian Lanatta junto a Víctor Schillaci, los tres estaban condenados por el triple crimen de General Rodríguez.
En el sector de Sanidad redujeron a dos guardias y salieron al playón principal donde tomaron el auto de uno de los trabajadores del penal. Los prófugos exhibieron armas y redujeron a un tercer guardia para luego escaparse llevando de rehén a un cuarto empleado.
El caso se conoció públicamente como el triple crimen de General Rodríguez el 13 de agosto de 2008, cuando los cadáveres de tres jóvenes aparecieron baleados y tirados en un zanjón de esa localidad, en el oeste de Conurbano.
Se trataba del empresario farmacéutico Sebastián Forza (34), su socio Damián Ferrón (37) y del físico-culturista Leopoldo Bina (35), quienes habían desaparecido el 7 de agosto de ese mismo año cuando se dirigían a una reunión en el hipermercado Wal Mart, de Avellaneda, para hacer negocios probablemente con la venta de efedrina.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico