Demoras y falta de información, las principales quejas de los usuarios de Patagonia Argentina

Una encuesta que realizó El Patagónico determinó que sobre un total de 520 encuestados, el 70% opina que el servicio de transporte público que brinda Patagonia Argentina es "malo" o "muy malo". En la calle los usuarios aseguraron que las demoras en las frecuencias por más de 30 minutos –cuando no hasta una hora– y la falta de información son las principales falencias.

El miércoles a las 8 se realizará la audiencia pública en la que Patagonia Argentina y el Municipio deberán fundamentar la solicitud de incremento de la tarifa del transporte público, con la cual en tres tramos se pretende llevar el pasaje de $6 a $9 en primera instancia, y posteriormente a $11 y $13 en enero y mayo de 2017, respectivamente.
Faltan solo cuatro días para la audiencia y los usuarios parecen no estar satisfechos con el servicio. Así por lo menos quedó expuesto en una encuesta online que realizó El Patagónico a través de su sitio www.elpatagonico.com.
La consulta fue respondida por 520 lectores, que optaron entre las opciones "bueno", "muy bueno", "excelente", "malo" y "muy malo" a la hora de opinar sobre el servicio de la empresa concesionaria. El resultado fue contundente y el 70% de los consultados no dudó en manifestar su descontento con la calidad del servicio.
El 37,89% consideró que el mismo es "malo", mientras que el 36,72% lo tildó de "muy malo". En contrapartida, solo el 2,54%; es decir 13 personas, dijeron que era "excelente", mientras que el 23,25% lo calificó como "bueno" o "muy bueno".
Entre sus argumentos, los lectores digitales señalaron que existe "mala predisposición de los choferes"; "escasa información" y falta de frecuencias, ya que suelen producen demoras exageradas.
En la calle las sensaciones fueron similares ante la consulta. "Lo que es zona norte es crítico", dijo Yanina Espinoza, quien aguardaba la línea 13 o Standart para poder llegar a donde vive.
"Todos los días tomo el colectivo entre las doce y media y una, y los sábados es la muerte total; tenés que estar esperando una hora y cuarenta y cinco minutos. De los choferes no tengo quejas y las unidades están buenas", agregó.
Rocío Ruiz, quien debía viajar a Ciudadela, coincidió con Yanina. "Demora una hora; siempre lo tomo en el mismo horario. Tiene que tardar media hora, pero tarda una hora. Debería poder tomarlo 12:40 y a las 13:15, pero te pasas cinco minutos y tenés que esperar. Además, a la mañana va casi vacío pero a la tarde se llena mucho y tarda más", explicó.

COMPLICACIONES
Para Norma Pérez estas demoras complican mucho las cosas, teniendo en cuenta que los usuarios del transporte se manejan con tiempos diferentes a los de quienes poseen vehículo propio. "Pierdo mucho tiempo en llegar a mi casa. Media hora en el viaje y media hora esperando. Yo tendría que tomar la 5 Universidad que entra a mi barrio, pero es la que más tarda en pasar", comentó.
"Entonces las que más uso son las que van a Kilómetro 8, que me dejan a ocho cuadras de mi casa. Cuando vengo al centro lo mismo. Voy hasta la ruta porque la 5 Universidad no tiene una demora de 20 minutos como debería tener. Y como la gente no suele esperar la 5, los otros van llenos", explicó.
En zona sur la situación es diferente, afirmó Natalia Ojeda, quien frecuentemente debe viajar a zona norte. Por ello consideró que sería importante contar con mayor información sobre el paso de las frecuencias.
Todos estos planteos seguramente verán la luz en la audiencia del miércoles, paso obligatorio para poder aplicar el aumento que tiene como principal objetivo disminuir los subsidios municipales que recibe Patagonia Argentina para sostener el cuadro tarifario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico