Denuncia que su ex pareja, que es policía, la golpeó y echó de la casa

Verónica relató que ayer a la madrugada fue golpeada y echada junto a su beba del domicilio que compartía con su entonces pareja, Santiago Casner, un cabo de policía que presta servicios en la Seccional Primera. "Me agarró de los pelos, me pegó cachetadas y me ahorcó", describió. Aseguró que el suboficial tenía en la vivienda una planta de marihuana y un envoltorio con cocaína. Cuestionó que la Comisaría de la Mujer de Zona Norte sólo le recibió una actuación porque no tenía marcas en el rostro.

Un nuevo caso de violencia de género se hizo público en las redes sociales y la propia víctima concurrió a la redacción de El Patagónico para exponer su situación, ya que asegura que no quisieron tomarle la denuncia en la Comisaría de la Mujer que funciona en Kilómetro 5.
Se trata de Verónica, de 29 años, quien tiene una beba de siete meses con quien hasta ayer fue su pareja, el cabo de policía Santiago Casner (31). Este se desempeña en la Seccional Primera y sus compañeros lo conocen con el nombre de Kevin.
En su relato, la mujer –quien fue agente de policía y luego expulsada de la fuerza por una falsa denuncia de la que salió sobreseída por la Justicia- afirmó que los maltratos comenzaron cuando quedó embarazada en 2015. "En noviembre de ese año con Santiago Casner discutimos y fue el primer apretón de cuello. Eso pasó y en enero del año pasado fue que él me golpea dejándome marcada la cara y yo ya estaba embarazada de tres meses", denunció.
En esa ocasión ella se retiró del domicilio que compartían en Kilómetro 3, en un incidente donde tomaron intervención la Comisaría Mosconi y la Comisaría de la Mujer. Si bien denunció a su pareja con un certificado médico, relató que Casner "me dijo que era en vano porque él hablaba con el jefe y en la institución no iban a hacer nada porque quedaba entre ellos".
Después sucedieron más discusiones y entre la tarde del martes y la madrugada de ayer la situación "ya llegó al límite". Según el mismo relato, Casner "llegó de un adicional por la tarde y me dijo que vaya juntando mis cosas porque no tenía que estar ahí".
Verónica regresó al domicilio que compartían a la 1:30 de ayer y dice que Casner volvió a insultarla diciéndole: "vos sabés que no tenés más nada que hacer acá, llévate toda tu mugre y andate". Luego, "empezó a agredirme con palabras y después empezó a patearme mis cosas. La nena se puso a llorar y se puso más agresivo", aseguró.

DROGAS
Entre lágrimas la mujer agregó: "me agarró de los pelos, me pegó cachetadas y me ahorcó. Me empujó hacia la puerta para que me vaya. Ahí llamé a Mosconi y me escondió el celular. Una vez que llamé a Mosconi tenía una planta de marihuana que estaba criando y la revoleó para el frente de la casa que es todo campo", reveló.
Sostuvo que las agresiones continuaron al "revolearme cosas, patearme por las piernas, ahorcándome y tirándome de los pelos". Una hora después apareció el patrullero "con la oficial que desconozco el nombre porque no me lo quisieron aportar para anotarlo en un papel", se quejó sobre la intervención policial.
Dice que Casner le recriminó: "a mí no me hacen nada, vos ya conocés cómo son las cosas. Te puedo asegurar que ni me van a tocar y me mostró una bocha de droga que tenía y se la guardó en el pantalón".
La víctima sostuvo que tomó el celular del policía y que le mostró a los uniformados intervinientes las fotos que Casner se había sacado con la planta de marihuana, pero "la oficial miró a los demás compañeros y no dijo nada".
En ese sentido, Verónica acusó que los compañeros de su ex pareja "le mandaban mensajes a él y le decían: ´tráeme un decodificador Santiago´ como le dicen. ´Yo te llevó de la tía, merluza´. Eso daba referencia con la cocaína".
Luego de la caótica madrugada, Verónica se dirigió a la Comisaría de la Mujer Zona Norte, donde solo le labraron "un acta de exposición por los golpes, tirones de pelos y cachetadas". Ella pidió la prohibición de acercamiento, la tenencia de la nena y poder retirar sus bienes con presencia policial.
Sin embargo, "la denuncia no me la quisieron tomar porque si yo no tenía marcas ¿cómo ellos iban a comprobar que me había golpeado? Habré estado 15 minutos y me fui", contó y anticipó que hoy a primera hora concurrirá a la Fiscalía para denunciar a Casner.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico