Denuncian al Presidente y a Morales por persecución a Sala y Tupac Amaru

El presidente Mauricio Macri y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, fueron denunciados ayer por supuesta "coacción" y "coacción agravada" en el marco de la detención de la dirigente del movimiento Tupac Amaru, Milagro Sala.

La denuncia fue presentada por Miguel Funes y Aníbal Ibarra, pero recibió el apoyo de diputados nacionales, exlegisladores, dirigentes y organizaciones sociales. El expediente 5317/2016 recayó en el juzgado federal de Julián Ercolini, quien ahora debe dar vista al fiscal de turno para definir si se impulsa la pesquisa o no. El delito de coacción agravada tiene una pena de hasta 10 años de prisión.
Macri y Morales fueron denunciados por las supuestas presiones que habrían ejercido sobre la legisladora jujeña Mabel Balconte para testimoniar contra Sala. Se sospecha que Morales persuadió a Balconte por orden del mandatario para declarar e involucrar al kirchnerismo en la defraudación por la que se detuvo a la jefa de la Tupac.
Según dijo Balconte, parte del dinero que recibía Sala para obra pública era desviado y enviado a manos del hijo de la ex presidente Cristina de Kirchner, el diputado nacional Máximo Kirchner.
En la denuncia se sostiene que la legisladora declaró eso tras haber sufrido amenazas. Como prueba, señalan el testimonio del secretario legislativo de Balconte, Santiago Hamud, quien declaró que -previo a modificar su versión- la dirigente llegaba a la oficina llorando y refería amenazas por parte del gobernador y del fiscal de Estado para que realizara las declaraciones que terminó emitiendo tanto en el juzgado, en el marco de su indagatoria, como en diversas entrevistas televisivas.
En paralelo, se presentó una denuncia por injurias que quedó a cargo del juez federal Claudio Bonadio. En este caso, la presentación se dirigió contra la propia Balconte y Morales a raíz de estos dichos de la primera durante su declaración indagatoria en la causa y a medios de comunicación.
Una tercera denuncia apuntó contra el presidente Macri por las declaraciones hechas a un programa de televisión el 13 de marzo pasado, en el que se habría referido a la organización Tupac Amaru como un grupo "paramilitar".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico