Denuncian desbordes cloacales en Laprida

Gabriel Jones, habitante de Colombia 705 del barrio Laprida, denunció públicamente ayer ante El Patagónico que frente a su vivienda sufre una pérdida de agua y un colapso de efluentes cloacales desde hace meses y que la Sociedad Cooperativa Popular Limitada no atiende los inconvenientes en la cuadra.

"Voy hago el reclamo, destapan, pero el caño está roto, de un caño a otro sector, de un caño de unos 100 metros que dicen que está lleno de tierra y barro, es un desastre", graficó Jones.
El efluente cloacal cruza de lado a lado la calle Colombia y los clientes que realizan las compras en la sucursal de un supermercado del sector, deben saltar el surco de aguas servidas que cruza la calle.
Jones sostiene que no puede ni tomar mate en su vereda por los olores que se sienten en el lugar. Incluso denuncia las pérdidas de agua de un vecino lindante a su propiedad que tiene la canilla rota en un terreno baldío lo que forma un charco de agua en la zona que se termina conjugando su recorrido calle abajo con los efluentes cloacales.
Los niños de la cuadra se ven afectados por el desborde cloacal que les deja el potrero prácticamente inutilizable. "Hay niños chicos y más grandes que juegan igual, es un peligro", describió Jones.
"A mí esto me indigna. Cotidianamente hacemos el reclamo a la cooperativa. No sé adónde hay que recurrir para que cambien el tramo del caño de cloacas", dijo Jones. Señaló que ya no sabe qué hacer por lo que ayer recurrió a El Patagónico. "No se puede vivir así" lamentó el vecino de Laprida.

En Palazzo
Otros que ya están cansados de reclamar son los vecinos del barrio 160 viviendas de Prospero Palazzo que desde hace meses sufren un desborde cloacal que recorre más de 800 metros a la vera de la avenida Juan José Paso.
Los vecinos que en su momento sufrían los olores de las piletas de saneamiento–que ya no funcionan en el lugar- ahora se ven hasta imposibilitados de cruzar la calle de tierra para bajar o subir del colectivo que circula por la avenida ya que no pueden sortear el curso del efluente cloacal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico