Denuncian "irracionalidad" y "exhortación compulsiva"

En un comunicado conjunto, los miembros del gabinete del intendente Facundo Prades expusieron la crítica situación que se produjo ayer por el cierre de diversas áreas comunales, "ante la exigencia de un grupo de afiliados al SOEMCO".


En tal sentido, indicaron que varias reparticiones "de importancia social, deportiva, cultural y administrativa debieron cerrar sus puertas ante la compulsiva exhortación de los miembros del sindicato que nuclea a los trabajadores de planta, en el marco de una medida de fuerza por el reclamo del pago de sueldos".
Los funcionarios indicaron que ellos se mostraron comprensivos con el reclamo, pero que esta vez no avalaron "que la protesta impida que miles de vecinos puedan acceder a los servicios" que se venían prestando a pesar del conflicto.
Por tal motivo, precisaron que "hubo que cerrar dependencias de Comercio, Planificación, la de Desarrollo Social, el Complejo Deportivo y otros gimnasios y el CEMEPA".
Al respecto la titular de Desarrollo Social, Andrea Páez, comentó que alrededor de las 10:30 se presentó un grupo de personas que solicitó que se desalojen las oficinas del área.
"Dialogamos con el señor Cortéz, del gremio, y con un delegado. Les explicamos, en el marco del respeto, cuáles son las funciones de la Secretaría. Tenemos áreas muy vulnerables, como la Oficina de la Niñez y Casa Abrigo, Hogar de Ancianos y Sala Velatoria", expresó.
"Se les explicó todo, pero estaban en una actitud de irracionalidad y pedían que me retirara y cerrara el edificio, a lo que accedí con el acompañamiento de la fuerza pública. Cerré la puerta y me fui", relató.
Por su parte, la secretaría de Deportes, Cultura y Turismo, Claudia Rearte, dijo que entre 30 y 40 personas ingresaron al Complejo Deportivo "Ingeniero Knudsen" y que dos miembros del sindicato, "Lalo" Cortéz y Daniel Reyes, hablaron con el supervisor Gabriel Murúa "y le solicitaron que se desalojara el complejo para no realizar la toma. Después, ante un diálogo en el pasillo, les dije que respetábamos el reclamo, pero que es justo que así como nosotros respetamos a quien quiera adherirse al paro, respetaran a los que quieran trabajar", indicó Rearte.
Asimismo, la funcionaria indicó que por cuestiones de precaución también se decidió cerrar otros gimnasios municipales, el CEMEPA y la Biblioteca.
En tanto el secretario de Planificación, Mauro Zacarías, relató similar situación, precisando que ahora se demorará la tramitación de proyectos para obras públicas con fondos nacionales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico