Denuncian a miembro de Obras Sanitarias por amenazar con un arma

El hecho ocurrió en las primeras horas de este miércoles en la base, ubicada en barrio Industrial. Apuntan a un integrante de la comisión directiva del gremio Obras Sanitarias quien habría ingresado con un arma de fuego amenazando a los empleados y antes de irse intentó atropellar con su vehículo a un operario. Hay retención de servicios, pero se garantizan las guardias mínimas.

La lista Celeste y Blanca, que lidera Gerardo Barrientos, hizo una denuncia pública sobre un incidentes que se registraron cerca de las siete de la mañana, cuando los empleados recién ingresaban a la planta de la SCPL, ubicada en barrio Industrial.

Barrientos en comunicación con El Patagónico describió que en la base ingresó una persona quien "es de la Comisión de (José) Santiago, amenazó a los compañeros con un arma de fuego". Asimismo, agregó que se trata de "Leonardo Pedraza, se hizo el que estaba enojado, amenazó a uno de los jefes, después les tiró una camioneta encima a uno de los compañeros. Hizo lo que quiso".

Ante este incidente las autoridades de la SCPL, por motivos de garantizar la seguridad en las instalaciones, tomaron la determinación de paralizar el servicio, por lo menos en el turno de la mañana. "No se sale a trabajar y se atenderán los reclamos de urgencia, nada más", explicó Barrientos. "La Cooperativa tiene que tomar una medida, porque va a pasar un hecho más grave que lo vamos a lamentar todos".

En consecuencia, Barrientos expresó que los trabajadores de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) mantendrán esta mañana la retención de servicios luego de este episodio que consideran "gravísimo".

Según el referente de la lista Celeste y Blanca el presunto agresor "estaba de boleta médica, después que le pegó los cuatro tiros a mi compañero y hoy se presentó a trabajar. Vino acá, entró, amenazó a los empleados, tomó un vehículo y se fue".

De esta manera, los conflictos internos en Obras Sanitarias vuelven a escribir otro violento capítulo en Comodoro Rivadavia, luego de que en el mes de mayo resultará baleado el trabajador, Carlos Neira.

En esa oportunidad, Neira había sido interceptado a varias cuadras de la sede del gremio, ubicada en Kennedy al 3.400 y le asestaron tres disparos en sus piernas, a escasos metros de la sede sindical, en un confuso hecho que fue investigado por el Ministerio Público Fiscal y que motivó un piquete en la avenida Kennedy.

En junio se llegó a un acuerdo y se firmó la "paz social" que garantizaba la seguridad de los trabajadores y restablece las tareas de mantenimiento de los servicios de cloacas y agua.

Sobre el final, Barrientos consideró que se trata de una nueva "provocación" del gremio que dirige José Santiago "ojala se termine de una vez por todas esto y que lo saquen a Santiago. Ya cansan estas situaciones".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico