Denunciaron a Larreta por incumplimiento en los deberes de funcionario público

Del Corro acusó a funcionarios porteños de no haber cumplido con el deber de garantizar la seguridad de los jóvenes que concurrieron a la fiesta que se llevó a cabo la madrugada del sábado 16 de marzo y que terminó con la muerte de cinco personas por ingesta de estupefacientes.

El legislador porteño por el bloque PTS/FIT Patricio del Corro acusó al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de no haber actuado "debidamente" para evitar que se cometieran delitos durante la fiesta electrónica Time Warp y lo denunció penalmente en los tribunales de Comodoro Py.
El legislador sostuvo que el alcalde porteño y el titular de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), Matías Alvarez Dorrego, podrían haber incurrido en los delitos de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" y "negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas", según consta en la denuncia a la que tuvo acceso Télam.
Del Corro acusó a los funcionarios porteños de no haber cumplido con el deber de garantizar la seguridad de los jóvenes que concurrieron a la fiesta que se llevó a cabo la madrugada del sábado 16 de marzo y que terminó con la muerte de cinco personas por ingesta de estupefacientes.
"Los hechos que terminaron con la muerte de estos jóvenes, y con la internación de otras cinco personas en estado grave, denotan una 'cadena de responsabilidades' (la alusión a la tragedia de Cromañón es inevitable) que voy a desarrollar en forma sucinta a efectos de contextualizar la presente denuncia", sostuvo el legislador en el escrito que presentó a través de su abogado Paolo Zaniratto.
El denunciante retomó el dictamen del fiscal que investiga lo ocurrido en la fiesta electrónica, Federico Delgado, en referencia a la responsabilidad de los distintos empresarios que participaron de la organización del evento y desde allí apuntó a las responsabilidades políticas.
En ese punto, reclamó "analizar la conducta de los funcionarios públicos que por acción u omisión en sus funciones no actuaron debidamente para evitar estos hechos criminales de la 'pata' empresaria".
"Lo sucedido en Costa Salguero no es más que el producto de la corrupción de un sistema donde empresarios y gobierno solo buscan incrementar sus negociados y ganancias a costa de la seguridad de los jóvenes", afirmó.
"Volvemos a sentir la impotencia que nos ocasionó el 'crimen social' que fue Cromañón. En Costa Salguero, se repite el esquema de connivencia entre los empresarios de la noche y el gobierno de la Ciudad, por intermedio de aquellos que debían controlarlos", remarcó.
Más adelante, sostuvo: "Evidentemente, la falta de controles no se ha modificado desde lo que pasó en Cromañón, teniendo que sufrir tragedias evitables en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como consecuencia de ese dispositivo anárquico, como fue el incendio del taller clandestino de la calle Luis Viale 1.269 en 2006, los derrumbes del gimnasio de Villa Urquiza en la calle Mendoza 5.042 y del boliche Beara en 2.010, así como el incendio de otro taller clandestino en la calle Páez 2.796 en 2015".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico