Denunciaron otros dos intentos de rapto en Pietrobelli y San Cayetano

Un estudiante de 11 años, del barrio Pietrobelli, le contó a sus padres que el lunes al mediodía cuando volvía de la escuela, un hombre "con muchos anillos" lo tironeó de un brazo y lo quiso obligar a subir a una camioneta, pero que logró escaparse. Sucedió en 13 de Diciembre y Misiones, frente a Defensa Civil. Ese mismo día a las 17:30 en calle 552 del barrio San Cayetano, un niño de 7 años le dijo a sus familiares que un hombre con gorra, una cicatriz en el rostro y armado, intentó secuestrarlo en la vereda. Ambos casos fueron denunciados en las seccionales Segunda y Sexta. Se suman así a los siete anteriores que ya investiga la Fiscalía.

El lunes dos niños les contaron a sus padres que intentaron ser raptados. El primer caso se produjo al mediodía. Un niño de 11 años, que estudia en la Escuela 119 relató que cuando volvía a su casa desde el colegio, sobre las 12:20, un hombre de unos 30 años con gorra y "muchos anillos" en las manos lo tomó de un brazo y lo quiso hacer subir a una camioneta roja que tenía abolladuras de un choque.
El chico dijo que alcanzó a escapar. El episodio, según el niño, ocurrió en 13 de Diciembre y Misiones, frente a Defensa Civil. Sus padres radicaron la denuncia en la Seccional Segunda.
Mientras que a las 20 en la comisaría Sexta ingresó una nueva denuncia por intento de rapto de un niño, pero en el barrio San Cayetano.
Una mujer puso de manifiesto que sobre las 17:30 del lunes en la calle 552, un hombre tomó de la remera a su hijo de 7 años con intenciones de subirlo a un vehículo. Sin embargo, el individuo se tropezó y el niño alcanzó a escapar y avisar a sus tíos y abuela.
El niño fue abordado en momentos en que buscaba su bicicleta en el cordón de la vereda. En ese momento, frente a él se estacionó una camioneta Ford Ranger blanca con vidrios semipolarizados y un automóvil Ford Ka, del que bajó un hombre armado.
El nene asustado le contó a sus familiares, que el hombre que tenía una gorra con un dibujo de una planta de marihuana y una cicatriz en la mejilla lo tomó de la remera, pero el hombre se tropezó con la bocha de remolque de una camioneta estacionada y él aprovechó para escaparse.
En diálogo con El Patagónico, Patricia, la madre del pequeño, indicó que cuando salieron a la calle ya no estaba ninguno de los vehículos.
No es la primera vez que habían sido vistos el automóvil y la camioneta de apoyo en el lugar por lo que se buscan testimonios de vecinos.
Patricia dijo que dio a conocer la situación porque quiere alertar a otros padres para evitar una situación similar. "Mi hijo está adentro de la casa y no quiere ir ni siquiera al colegio", indicó la mujer sobre las secuelas que le dejó la traumática experiencia al niño.
Estas dos denuncias policiales se suman a los siete casos de intento de rapto de los que dio cuenta este diario desde el 30 de setiembre último y con los que ya trabaja la fiscal Mónica García junto a sus colaboradores de la sección "Autores ignorados" del Ministerio Público. Mientras, la Brigada de Investigaciones trata de recolectar pruebas.
Lo que llama la atención es que en los nueve casos que se denunciaron tanto en el San Cayetano, La Loma, Kilómetro 3, Pietrobelli y Diadema Argentina, la policía no haya podido identificar a ningún sospechoso. Además, el hecho de que el o los hombres señalados, no logren su cometido de raptar a los niños con fines que aún la Fiscalía y la Policía desconoce, mantiene en vilo a la población y plantea el interrogante de qué es lo que buscan.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico