Depósito y oficinas de una empresa metalúrgica sufrieron un incendio

Gran preocupación provocó el incendio desatado durante la tarde de ayer en la firma de aberturas de aluminio "Analum" que funciona sobre la calle Arburúa. Sucedió en un horario en que la empresa estaba cerrada. La policía detectó el humo y alertó a los bomberos que sofocaron las llamas en un depósito en altura donde había gran cantidad de materiales. El fuego también afectó a dos oficinas.

El incendio fue descubierto ayer a las 18 cuando personal de la Seccional Tercera efectuaba una recorrida preventiva por la calle Manuel Arburúa 3.043, entre Freile y Berardi del barrio Pueyrredón. Los uniformados observaron que salía abundante humo por las puertas y ventanas, y llamaron a los bomberos.
Dado que se trata de un sector donde se encuentran distintas empresas concurrieron dos autobombas, una del Destacamento 1 y otra del Cuartel Central. En el lugar no había nadie y los voluntarios a cargo del comisario Jorge Soto esperaron la llegada de los propietarios que lo hicieron en contados minutos.
Una vez que llegó la llave "pudimos detectar el fuego que estaba en el fondo del galpón, en un depósito de aluminio, lana de vidrio y telgopor. Estamos hablando de materiales de alta y fácil combustión, y estaba ardiendo en su totalidad", describió Soto a El Patagónico.
Ante la situación ingresaron tres bomberos con equipos de respiración autónoma para sofocar las llamas sin que se produjeran daños en otros locales lindantes.
El fuego abarcó parte del entretecho del taller de la empresa, donde se encuentra el depósito de materiales en altura de unos veinte metros cuadrados. Allí, guardaban material para trabajo, mientras en la parte baja había dos oficinas "que se quemaron bastante", precisó el comisario bombero.
El propietario del taller metalúrgico, Arsenio Prado, agradeció la tarea de los voluntarios y de la policía, dado que el lugar estaba cerrado y en el momento del siniestro no se encontraba ningún empleado. Ahora, resta conocer las causas que originaron el fuego.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico