Desapareció el embajador griego en Río e investigan si ingresó por error a una favela

La policía brasileña pidió informaciones para localizar al embajador de Grecia en Brasil, Kyriakos Amiridis, visto por última vez el lunes cerca de Río de Janeiro, donde estaba de vacaciones con su familia.

Las autoridades no quisieron revelar donde fue visto por última vez el diplomático de 59 años, pero trascendió que se encontraba en Nova Iguazú, en la periferia de la Ciudad Maravillosa.
Todo tipo de especulaciones fueron manejadas por la prensa y los investigadores, incluso que Amiridis haya ingresado equivocadamente con su auto en una favela. La violencia en las 700 favelas cariocas se agravó en los últimos meses debido al cada vez más osado accionar de los narcotraficantes que recuperaron el dominio de gran parte de esas barriadas.
La denuncia sobre la desaparición fue recibida hoy por la Policía Civil, que tomó conocimiento de que Amiridis fue visto por última vez en la Baixada Fluminense, un populoso suburbio situado al norte de Río de Janeiro.
El diplomático, de 59 años, estaba de vacaciones y debía regresar a la embajada el 9 de enero.
Su último contacto con personal de la embajada fue reportado el pasado lunes a través de una aplicación del sistema de telefonía móvil, informó la prensa carioca.
Amaridis fue cónsul de Grecia en Río de Janeiro entre 2001 y 2004 y había asumido como embajador en Brasilia a comienzos de 2016.
La policía de Río de Janeiro descartó la posibilidad de un secuestro en este caso.
"No trabajamos con la hipótesis de secuestro, la investigación sigue algunas líneas pero no trabajamos con esa, si fuera esa, los secuestradores ya habrían tomado contacto", dijo el comisario Evaristo Pontes, citado por la agencia ANSA.
Amiridis reside en Brasilia y viajó con su esposa Francoise a Río de Janeiro, donde ambos planeaban pasar unos días de descanso hasta la segunda semana de enero.
Pontes, responsable de la Comisaría de Homicidios de la Baixada Fluminense, dijo que ya fue indagada la esposa del embajador, quien estuvo junto a él hasta poco antes de su desaparición.
La señora Francoise Amiridis tiene conocidos en la Baixada Fluminense, en el norte del área metropolitana.
La Policía Civil de la Baixada Fluminense está a cargo de las investigaciones puesto que la Policía Federal descartó que el caso tenga connotaciones diplomáticas o políticas.
"Está todo dominado" dice el estribillo de un funk muy sonado en esas comunidades colgadas de los morros cariocas donde viven cerca de 1,5 millones de personas.
A partir del sábado 31 y hasta el 1 de enero la Policía Civil hará una huelga de brazos caídos, en la que trabajará a ritmo de "tortuga" según anunció el gremio de esa fuerza de seguridad.
Entre tanto la Embajada de Grecia informó que solicitó informaciones al Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico