Desbaratan tres "kioscos" de venta de marihuana en el San Cayetano

Con la autorización de la juez federal Eva Parcio, la división Drogas Peligrosas desarrolló ayer tres allanamientos domiciliarios en sitios donde se comercializaba droga. Secuestraron casi dos kilos de marihuana en su mayoría preparada en envoltorios, tres armas, balas, dinero, balanzas y elementos de corte. Las tres viviendas estaban relacionadas con el mismo grupo y los clientes concurrían asiduamente cada día cuando empezaba a oscurecer.

Tan sólo un mes de investigación les llevó a los efectivos a cargo del comisario Julián Vilches y el subcomisario Andrés Avila constatar la comercialización de estupefacientes en tres domicilios de la extensión del barrio San Cayetano. Los mismos se encuentran en un radio de unas cinco cuadras y si el cliente no era atendido en una casa, se dirigía a la otra.
En las pesquisas los investigadores de drogas pudieron observar y grabar que en un par de horas once clientes visitaron un solo domicilio. El trámite era rápido y sencillo: el intercambio de droga por dinero. Y ninguno de los tres sospechosos posee un trabajo legal, según confiaron fuentes oficiales a El Patagónico.
Era tal la organización que en una de las viviendas los efectivos se sorprendieron al encontrarse con un sofisticado sistema de cámaras de vigilancia. El propietario -conocido en el ambiente delictivo- tenía seis cámaras, las cuales apuntaban a ambos sentidos de la calle, otra hacia el patio y entrada, y una restante daba contra el cerro.
Con una computadora desde el interior de la casa, el "narco" monitoreaba los movimientos de los "clientes" y también de posibles enemigos. Como otra medida de seguridad, tenía perros Pitbull, los cuales quisieron atacar a los policías en el comienzo del allanamiento.
Para la juez Eva Parcio, quien estuvo a cargo de la investigación junto a su secretario Manuel Pizarro, los lugares funcionaban como "kiosquitos" de venta de marihuana. Lo hacían a cualquier hora del día, aunque los clientes en su mayoría solían visitar los domicilios investigados durante las tardes noches.

DROGA, ARMAS
Y DETENIDOS
Personal de Drogas Peligrosas comenzó los procedimientos de ayer a las 13 y se extendieron hasta las 20. Las requisas estaban acompañadas por las respectivas órdenes de detención de los tres sospechosos del delito de presunta comercialización de estupefacientes.
Los allanamientos se efectuaron en la calle Código 554, lote 6, donde los investigadores secuestraron 44 envoltorios cuadrados y compactados de marihuana listos para la venta. También había un revólver calibre 32, balanza y elementos de corte, precisaron las mismas fuentes oficiales. En el inmueble se observa una obra en construcción, lo que hace presumir a los investigadores de que "el negocio estaba dando sus frutos".
El segundo operativo se desarrolló en una casa prefabricada, también de la calle Código 554 al 2.400, donde se hallaron 1,2 kilo de marihuana, balanza, anotaciones, elementos de corte y fraccionamiento. La policía allí descubrió dos pistolas de grueso calibre, una 38 y otra 11,40 milímetros, y unos 200 proyectiles.
Y el tercer domicilio allanado fue en la calle Código 649 al 2.200, contra el cerro. Allí el morador tenía el sofisticado circuito cerrado de cámaras de vigilancia. El personal de Drogas incautó 200 gramos de marihuana, dinero en efectivo y otros elementos de interés para la causa.
En total se incautaron 1,7 kilo de esa droga. Se cree que los tres domicilios vendían entre medio kilo y un kilo de esa sustancia en una sola semana. Luego, los "narcos" adquirían nuevas cantidades para fraccionarla y volver a comercializar. Los tres detenidos, mayores de edad, quedaron en calidad de incomunicados a disposición de la Justicia Federal.
La juez federal hoy podría indagar a los sospechosos.
El personal de Drogas contó con la colaboración de personal del área de Operaciones, la Seccional Sexta y Criminalística que se encargó de levantar las evidencias encontradas en la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico