Desbaratan una red europea que distribuía carne de caballo no apta para su consumo

La investigación comenzó en 2013 después que detectaran en Irlanda hamburguesas elaboradas hasta en un ciento por ciento de carne de caballo pese a estar etiquetadas como carne de vacuno. Pronto se descubrió que no se trataba de un caso puntual, sino que afectaba a varios países europeos.

Las fuerzas de seguridad españolas desmantelaron una red que comercializaba y distribuía en Europa carne de caballo no apta para el consumo humano y las 66 detenciones producidas en el marco de esta causa judicial fueron producto de una operación coordinada por Europol y desarrollada por varios países, según datos conocidos ayer.
Los aprehendidos están acusados de maltrato animal, falsedad documental, prevaricación, delitos contra la salud pública, blanqueo de capital y organización criminal, precisaron la Guardia Civil española y Europol en sendos comunicados.
Además, un holandés considerado el principal sospechoso de la trama criminal fue detenido en Bruselas, según un cable de Dpa.
La investigación comenzó en 2013 después que se detectaran en Irlanda hamburguesas elaboradas hasta en un ciento por ciento de carne de caballo, pese a estar etiquetadas como carne de vacuno. Pronto se descubrió que no se trataba de un caso puntual, sino que afectaba a varios países europeos.
La Guardia Civil española comenzó a rastrear el origen de la carne hasta concluir que podía ser un holandés "muy conocido en el mundo de la comercialización de carne de caballo" que en ese entonces estaba con paradero desconocido.
La investigación pudo destapar una trama que compraba caballos en malas condiciones, viejos o simplemente "no aptos para consumo" y los sacrificaba en dos mataderos. Los animales procedían de Portugal y el norte de España y su carne era enviada sobre todo a Bélgica, el mayor exportador de carne de caballo en la Unión Europea.
La operación se desarrolló en coordinación con Francia, Portugal, Bélgica, Italia, Rumanía, Suiza, Holanda y Reino Unido.
El esfuerzo conjunto llevó a la detención de los 66 sospechosos, incluido el cabecilla holandés, en sucesivas operaciones desde mediados del año pasado, revelaron ayer las fuerzas de seguridad. Además, se bloquearon varias cuentas bancarias, bienes inmobiliarios y vehículos de alta gama.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico