Descomunal incendio en basural de Caleta destruyó decenas de autos judicializados

Ráfagas de viento de más de 70 kilómetros por hora motivaron que uno de los habituales focos ígneos que se registran en el basural municipal de esta ciudad se convirtiera ayer en un descomunal incendio con varios frentes de llamas. Quedaron destruidos al menos cincuenta vehículos retenidos por causas judiciales.

Caleta Olivia (agencia)

Hace pocos meses, precisamente el 7 de noviembre de 2015, se había producido otro siniestro similar, causando la destrucción de un centenar de rodados que se encontraban acopiados en una explanada cercana a la Ruta 3. Ayer, muchos de ellos volvieron a prenderse fuego debido a la acumulación de papeles, otros residuos y arbustos que crecieron en su entorno.
El basural o relleno sanitario donde se encuentra una planta de tratamiento de residuos urbanos, al sur de ejido, comenzó alrededor de las 14, presuntamente por negligencia de personas indigentes que acuden a ese lugar para buscar cartones y botellas y además encienden fuego para recuperar metales.
El predio se extiende por una ancha franja de casi 800 metros de largo, delimitada por la ruta Provincial N° 12 y la Nacional N° 3 y semanalmente allí se registran entre cuatro o cinco focos que generalmente son apagados en poco tiempo por los operarios que cumplen tareas en ese mismo lugar, pero la intensidad que tuvo ayer el viento hizo que todo se descontrolara.
Una lluvia de papeles encendidos fue avanzando rápidamente de oeste a este y los que cayeron en la explanada de los autos, en una casilla utilizada como oficina (detrás de la cual había numerosos fardos de papel acopiados) incluso llegaron hasta la misma entrada al predio.
En la citada casilla también se encuentra un horno pirolítico que se utilizó tiempo atrás para quemar estupefacientes incautados en diversos procedimientos policiales y judiciales, pero desde hace varios meses se encuentra fuera de servicio.
Ese lugar era utilizado actualmente como oficina del director de la Planta de Tratamiento Urbano, Aníbal Montenegro, quien junto a un grupo de operarios trabajó intensamente con palas para sofocar varios frentes de fuego. Afortunadamente la citada instalación no fue afectada por las llamas ya que las mismas fueron contenidas por los bomberos.

AUTOS CONVERTIDOS EN CHATARRA

El propio Montenegro dijo a El Patagónico que el fuego destruyó al menos 50 autos que estaban retenidos desde hace pocos meses, además de afectar a otros que por el anterior incendio también se convirtieron en chatarra. Indicó además que un empleado sufrió quemaduras en una de sus piernas y fue asistido en el Hospital Zonal.
Las grandes proporciones del siniestro motivaron que estuvieran afectadas dotaciones de bomberos de las Unidades 5ta y 16ta, personal de Protección Civil y varios camiones cisterna particulares para abastecer a las autobombas.
Por su parte, la Unidad Regional de Policía Zona Norte desplegó a personal de varias dependencias ya que hubo en principio que montar un operativo de seguridad en la Ruta 3. En principio se recomendó circular con precaución, pero luego se desvió el tránsito por la Ruta 12 debido a que el humo ennegrecido reducía la visibilidad a cero.
Luego de una intensa lucha de los grupos de emergencia, las llamas quedaron controladas alrededor de las 14 y avanzada la tarde continuaba realizándose un relevamiento de la cantidad de autos destruidos total o parciamente, entre los que se incluía un antiguo colectivo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico