Descubren que el chocolate tiene propiedades anticancerígenas

En México, investigadores del Instituto Politécnico Nacional, descubrieron que la epicatequina, presente en el cacao, puede matar células cancerosas de forma selectiva. "Fue un hallazgo importante", dijo José García Sánchez, investigador de la Escuela Superior de Medicina que participó del estudio.

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México encontraron propiedades contra el cáncer en la epicatequina, una molécula presente en el chocolate, informó ayer el Foro Consultivo Científico y Tecnológico.
"Los especialistas realizaron estudios y observaron que esa molécula podía matar células cancerosas de forma selectiva y sin afectar células normales", indicó ese organismo.
Hace una década, la molécula epicatequina, que está en el cacao, el vino tinto o el té verde, fue asociada con propiedades antioxidantes benéficas para las personas. Y desde hace algunos años científicos del IPN emprendieron sus propios estudios en cáncer.
El investigador de la Escuela Superior de Medicina del IPN, José García Sánchez, identificó que muchos de los compuestos de la epicatequina existen en otros flavonoides (metabolitos secundarios de las plantas) con actividad anticancerígena, y que la molécula "programa a la célula cancerosa para que se autodestruya", reportó la agencia EFE.
"Fue un hallazgo importante, porque si bien los tratamientos anticancerígenos actuales provocan esa reacción, no distinguen entre células cancerosas y normales, por lo que generan efectos secundarios adversos en los pacientes", señaló García Sánchez.
Si bien esos estudios fueron realizados en el laboratorio con cultivos celulares, ahora los científicos investigan en modelos animales para comprobar su inocuidad en seres vivos.
Además, detectaron que si la molécula interacciona con ella misma bajo ciertas condiciones, forma otras: "al atacar las células cancerosas con esos compuestos, observamos que eran más eficientes", indicó el científico.
Los especialistas del IPN también combinaron la epicatequina con otros fármacos que se utilizan actualmente en terapias clínicas, como el paclitaxel (Taxol) y el tamoxifeno (Tamoxifen), y comprobaron que "acelera su efecto y disminuye la cantidad requerida de fármacos".
No obstante, en su estudio en animales vieron que en el cuerpo de un ratón de laboratorio la epicatequina modificada "podía ser metabolizada y no llegar a la célula cancerígena", por lo que están trabajando en un proyecto "en fase experimental que desarrolla nanopartículas que encapsulan esa molécula, y luego se añade un anticuerpo que busca al tumor sin desviarse dentro del cuerpo", explicaron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico