Descubrió que intercambiaba mensajes de texto con su novia y le pegó tres tiros

Un hombre se presentó en el domicilio de otro, en la calle La Pinta y le efectuó cinco disparos, tres de los cuales impactaron en el cuerpo de la víctima. El ataque se produjo en presencia de la pareja y la hija del dueño de casa. Una de las balas le provocó fractura en una pierna. La agresión tendría ribetes sentimentales.

El presunto intercambio de mensajes de texto entre la víctima y la novia del atacante habría sido el detonante de un ataque armado que se produjo ayer en la zona oeste de Comodoro Rivadavia.
Eran cerca de las 14 cuando un individuo armado se presentó en una vivienda de la calle La Pinta al 2.900, en el barrio La Floresta. Esperó a que saliera el dueño de casa, L.N.D. de 21 años, para atacarlo a balazos.
La víctima se retiraba de su casa junto a su novia y la hija de ambos, cuando el agresor se acercó hasta una distancia que consideró óptima para su objetivo y extrajo un arma. Gatilló en cinco oportunidades. Tres de las balas alcanzaron a la víctima, dos en la pierna derecha y otra en la pierna izquierda con oficio de entrada y salida.
Por fortuna, la mujer y la niña no fueron alcanzadas por los otros dos disparos.
Al caer al suelo la víctima ensangrentada, el atacante huyó a pie por la calle Los Nogales hacia la parte alta de esa barriada, indicó el denunciante a la policía de la Seccional Cuarta que tomó intervención en el incidente. El herido, en tanto, fue trasladado en ambulancia hasta la guardia del Hospital Regional.
Los médicos constataron que sufrió fractura expuesta en su pierna izquierda, por lo que fue intervenido quirúrgicamente. Quedó internado en el centro asistencial a la espera de su recuperación.
Mientras, la Policía Científica secuestró cinco vainas servidas en el lugar como prueba del violento ataque y además personal de la Brigada de Investigaciones encabeza las averiguaciones de rigor.
El sospechoso ya fue identificado por la policía y se espera que en las próximas horas la justicia autorice alguna orden de allanamiento y detención al tratarse de una agresión con arma de fuego.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico