Desde el Gobierno insisten con el voto electrónico: avanzará "indefectiblemente"

Para el ministro del Interior, la reforma política "va a ocurrir, más allá de la voluntad o no de algunos dirigentes" porque "es la gente la que está demandando mayor agilidad y modernidad a la hora de votar".

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, consideró que el voto electrónico avanzará "indefectiblemente" a partir de su aplicación por parte de las provincias ya que "la gran mayoría de los gobernadores" apoya su implementación.
"Si la reforma no es impulsada desde Nación a las provincias, será al revés porque todos los años cada vez más territorios adoptarán un sistema más moderno", afirmó Frigerio, quien consideró que el voto electrónico avanzará "indefectiblemente".
Luego de que el proyecto de reforma política del oficialismo cayó en el Senado tras el rechazo de los senadores del PJ, Frigerio pidió "discutir de cara a la sociedad" y reclamó que "quienes se opongan" a los cambios que impulsa el Gobierno "que lo digan abiertamente, como la ex presidente" Cristina de Kirchner.
Para el ministro del Interior, la reforma política "va a ocurrir indefectiblemente, más allá de la voluntad o no de algunos dirigentes" porque "es la gente la que está demandando mayor agilidad y modernidad a la hora de votar".
Además, aseguró en declaraciones al canal TN que "la gran mayoría de los gobernadores la apoyan" a la reforma y recordó que "la ciudad de Buenos Aires y algunas provincias ya votan incorporando tecnología".
El funcionario aseguró que el oficialismo consigue "los votos para sacar el proyecto de reforma electoral", pero lamentó que "no hay ánimo de plantear esto de cara a la sociedad".
"Queremos que se saque del cajón el proyecto y se discuta de cara a la sociedad, y quienes se oponen lo digan abiertamente. La ex presidente es una de las pocas que dijo que a ella le gusta la boleta de papel", puntualizó.
Además, consideró que "si no sale la reforma política, el que pierde no es el Gobierno sino la sociedad que se pierde un sistema transparente, con más confianza y con el cual se vota más cómodamente y con más agilidad".
Por su parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, lamentó ayer "que no se quiera dar el debate" sobre la reforma electoral en el Senado, pero consideró que el revés de la iniciativa en esa cámara es sólo "una demora" porque "los argentinos quieren cambiar el sistema electoral", con lo cual "es una cuestión de tiempo" para que se llegue a concretar.
"No hay demora que se pueda sostener en el tiempo, es una cuestión de tiempo y va a haber un cambio en el sistema electoral argentino", dijo Peña en una conferencia de prensa que ofreció esta mañana en Santa Fe.
En ese marco, interpretó el revés que tuvo ayer en el Senado la reforma electoral como "una demora", tras asegurar que nadie tiene dudas de que "los argentinos quieren cambiar el sistema electoral".
Peña dejó abierta la posibilidad de que el debate en la Cámara Alta en algún momento se produzca, más allá de la postura expresada ayer por el bloque del Frente para la Victoria-PJ tras la reunión que mantuvieron con una decena de gobernadores.
"Ya Diputados lo había votado y esperamos que esto se revierta, si no ocurre antes de fin de año, yo creo que la presión de la sociedad va a dejar bien claro que esto es un tema que ha llegado, que hay que modernizar el sistema electoral", postuló el jefe de Gabinete.
De hecho, Peña entendió que "es el deber del Congreso, de la política, dar respuesta a esa demanda de la sociedad" y adelantó que, "con paciencia", el oficialismo seguirá "trabajando para llevar adelante esa reforma, que es muy necesaria".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico