Desde la CGT ratifican amenaza de hacer un paro general

El candidato a secretario general de la CGT Juan Carlos Schmid aseguró que la situación social y económica es "muy complicada" y lamentó que "va de mal en peor", al tiempo que deslizó la posibilidad de un paro general porque no ve "voluntad de cambiar" en el Gobierno.
"Con este Gobierno hemos tenido un intercambio mucho más fluido y razonable que el que teníamos con la administración anterior. Pero el hecho de que tengamos diálogo no significa que encontremos las vías de solución. El diálogo es sentarse a la mesa, pero también tener voluntad de cambio. Y hasta ahora no ha habido demasiada voluntad de cambiar algunas cuestiones", sostuvo el líder de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).
En diálogo con Radio La Red, el dirigente sindical se refirió a la posibilidad de que la futura cúpula de la CGT convoque a un paro general: "Sí, la posibilidad está. Esto nunca ha sido descartado y en el Plenario (de la semana pasada) no se escuchó ninguna voz holgada. Más bien, se escucharon voces de mucha disconformidad por la situación que están atravesando la mayor parte de las organizaciones confederadas".
Consultado sobre su visión del panorama social y económico del país, Schmid señaló que "la situación va de mal en peor" y que está "muy complicada".
En ese sentido, insistió en que "hay un abanico concreto de medidas de fuerza" para plantearle los reclamos al presidente Mauricio Macri y recalcó: "Nunca descartamos el paro general".
a CGT se encamina a su reunificación aunque con derecho de admisión. El rural Gerónimo Venegas y el taxista Omar Viviani, quienes encabezan las mayores disidencias al proceso de unidad bajo la conducción de un triunvirato, fueron vetados por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo para integrar el futuro Consejo Directivo, el máximo órgano ejecutivo de la central obrera. En ambos casos la imputación es la misma y se trata de un estigma frecuente en el ámbito gremial: el mote de traidores.
Las razones de la tirria hacia ambos dirigentes son variadas y no necesariamente compartidas por los "gordos" de los grandes gremios de servicios y los "independientes", otros sectores de gran influencia en la organización, pero amenazan con dejar afuera a dos históricos de las encarnaciones de la CGT de los últimos 20 años. Será, en definitiva, uno de los temas más ríspidos en el tránsito hacia el Congreso de unidad del 22 de este mes.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico