Desde la empresa afirman que la planta triplicará la producción

El presidente del directorio de Central Termoeléctrica aseguró que el procedimiento de "desguace" de las viejas turbinas en la planta de Kilómetro 5, que fue denunciado por personal y miembros del sindicato de Luz y Fuerza, "es absolutamente legal" y forma parte del proceso de recuperación del predio y de la planta que, en 90 días y a partir de un crédito por 5.000.000 de dólares que le otorgó la Secretaría de Energía de Nación, triplicar la generación de energía.

El presidente del directorio de Central Termoeléctrica, que tiene al Grupo Taselli como uno de los pesos fuertes del grupo accionario A, Ricardo Greco, llegó ayer a Comodoro Rivadavia para dialogar con el personal de la planta, que por la mañana decidió bloquear el ingreso de las instalaciones de la planta de Kilómetro 5 a las personas que, entendían y tal como denunciaron en la edición del lunes de El Patagónico, estaban desarmando las históricas turbinas de la planta para quedarse con el cobre.
Al cierre de esta edición, Greco comenzaba la reunión con los delegados del personal y miembros del sindicato de Luz y Fuerza, que habían cuestionado la acción de "pillaje", como la habían calificado, ya que entendían que desconocidos y personal no habilitado estaba "desguazando" las siete históricas turbinas sin autorización y con la intención de quedarse con el cobre que las mismas tienen en su interior.
En diálogo con este diario, el directivo explicó que el procedimiento que se estaba llevando adelante con las turbinas "es legal" y que, pese a los dichos de los trabajadores, "forma parte de algo que, con mucho esfuerzo, diseñamos para, por un lado sacarnos de encima este material obsoleto, y por el otro producir algunos ingresos, que lejos están de ser millonarios".

"VAMOS A TRIPLICAR LA PRODUCCION"
Greco descartó de plano que las turbinas tengan "valor millonario o histórico", e insistió en que la limpieza del predio, junto con el crédito obtenido de la Secretaría de Energía, "es lo que permitirá, en menos de 180 días, potenciar dos equipos (el 21 y el 23), y a partir de ahí triplicar la cantidad de energía que generamos, pasando de 10 a 45 mewatts mensuales", precisó.
El directivo también advirtió que a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), que es la que comprará la energía, "la única planta que le interesa es la de Comodoro, ya que ni la de Puerto Madryn, ni la de Pico Truncado, están en los planes; las seguimos manteniendo, porque no queremos echar a nadie", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico