Desde Nueva York, Macri dijo que el país "sufrió décadas de populismos"

En tanto, hoy, el mandatario dará su primer discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, adonde mostrará al mundo una Argentina que tiene la vocación de "trabajar en conjunto" y "ser parte de los desafíos globales", según adelantó.

El presidente Mauricio Macri comenzó su agenda en EE.UU. en la reunión anual de la Clinton Global Iniciative, al participar de un panel junto al exmandatario estadounidense Bill Clinton y el primer ministro italiano, Mateo Renzi.
"Argentina, como saben, sufrió décadas de populismos y las cosas empeoraron mucho durante los últimos diez años. Íbamos directo a otra gran crisis como la del 2001, pero, afortunadamente, los argentinos juntos decidieron un cambio", dijo el mandatario argentino.
Luego reiteró que el país quiere "volver a ser un país normal, creando las condiciones para eso". "Hoy Argentina tiene un 30 por ciento de ciudadanos debajo de la línea de la pobreza y, para cortar con la pobreza, hay que crear trabajo, crear un ambiente de confianza y credibilidad y tener reglas de juego claras. Nuestro desafío es ser confiables y estamos trabajando en eso", aseveró.
"Esta semana, después de 10 años, está visitando el país una misión del FMI para cumplir con el Artículo 4, como ocurre en cualquier país normal del mundo", señaló el líder del PRO al referirse al equipo enviado por el organismo multilateral de crédito que evaluará la economía nacional.
Además, Macri festejó el resultado del "mini Davos" que se llevó a cabo en Buenos Aires la semana pasada. "Creemos que estamos creando las condiciones y estamos tiendo un buen resultado con los eventos, la semana pasada organizamos el primero Foro de Inversión y Negocios, más de 3.000 hombres de negocios de 68 países participaron, buscando oportunidades de inversión en la Argentina", afirmó.
Macri insistió con que "en Argentina hay un gran optimismo, mucho entusiasmo, un convencimiento profundo de lo que estamos haciendo para volver a ser un país que se desarrolla y confiable", y destacó que durante sus primeros meses de gestión se eliminaron las restricciones cambiarias y a las importaciones, y se llegó a un acuerdo con los holdouts, entre otras medidas.
Macri ratificó el compromiso del Gobierno de trabajar "para combatir la pobreza y crear un ambiente de confianza y credibilidad" con el objetivo de que la Argentina pueda entrar en un proceso de crecimiento con inversión y desarrollo productivo.
"Queremos volver a ser parte del mundo y cortar con el aislacionismo", ante Clinton, quien afirmó: "los que siguieron los acontecimientos de Argentina saben que la victoria de Macri fue muy importante".
El jefe del Estado expresó que "la Argentina, como saben, sufrió décadas de populismos y las cosas empeoraron mucho durante los últimos 10 años. Íbamos directo a otra gran crisis como la del 2001. Pero, afortunadamente, los argentinos decidieron un cambio".
Macri hizo una enumeración de todos los pasos que siguió su administración para normalizar el funcionamiento de la economía apenas asumió el Gobierno a fines del año pasado, como "unificar el tipo de cambio, salir del cepo y el default y arreglar con los holdouts".

PENSANDO EN LOS MAS VULNERABLES
"Pero tomamos todas las decisiones pensando en la parte más vulnerable de nuestra sociedad. Estamos muy cerca de los que lo necesitan. Con tres grandes objetivos, y uno que quiero remarcar: llevar a la Argentina a pobreza cero", afirmó. Apuntó que hoy el país "tiene 30 por ciento de ciudadanos bajo la línea de la pobreza". "Y para cortar con la pobreza hay que crear trabajo, crear un ambiente de confianza y de credibilidad, tener reglas de juego claras y ser productivos", subrayó.
Dijo que "todos saben que la Argentina tiene enormes recursos humanos y muchísimos recursos naturales también". "Nuestro desafío es ser confiables. Estamos trabajando en eso, desde el principio", agregó. En ese sentido, destacó la decisión de garantizar el funcionamiento independiente del Banco Central para poner freno a la inflación, que "es el impuesto que más duele a los pobres". "Tenemos que volver a confiar en las estadísticas oficiales. Queremos volver a ser un país normal y estamos creando las condiciones para eso", aseveró.
Apuntó, asimismo, que la licitación para energías renovables, en la que "recibimos ofertas siete veces por encima de lo que demandamos", es otra evidencia del interés que despierta en el mundo este momento de la Argentina. "Eso muestra que vamos en la dirección correcta. Argentina es un país con gran futuro. Tenemos capacidad de producir alimentos para cuatro millones de personas y queremos duplicar esa producción", sostuvo.
En tanto, hoy, el mandatario dará su primer discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, adonde mostrará al mundo una Argentina que tiene la vocación de "trabajar en conjunto" y "ser parte de los desafíos globales", según adelantó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico