¿Desde qué lugar me lo decís?

Hoy una mediación, mañana un asesoramiento. Funcionarios a las piñas por un favor barrial. Mejor hablar desde Rawson y una funcionaria con alto estrés y auto oficial.

Caras largas
Este fin de semana se conocieron en la provincia los resultados de una encuesta que –como sucede en estos casos– provocó satisfacción en algunos y caras largas en otros. Lo que se consultó puntualmente tenía que ver con la percepción que la gente tiene sobre quienes gestionan o tienen poder de decisión para mejorar la calidad de vida de los contribuyentes. Y parece que en tal sentido en el municipio local hubo alguno que maldijo más que otros, dado que su imagen negativa (37%) supera holgadamente la positiva (23%), a diferencia de al menos otros tres políticos locales cuyas gestiones son aprobadas por al menos la mitad de los consultados. Dicen que el secretario en cuestión medita por estas horas si la alta exposición no implica para él un arma de doble filo. Al menos a juzgar por los resultados de esta encuesta.

El interlocutor
Este mediodía se desarrollará una nueva audiencia de partes entre los trabajadores de la Asociación Obrera Textil y la empresa Guilford, que aún adeuda parte de la primera quincena de setiembre y comienza a regir el plazo para abonar la segunda. La reunión en sede laboral llega precedida de otras dos y en plena medida de fuerza de los trabajadores, que ante la falta de pago habían llegado a movilizarse al municipio para, en una reunión con el intendente Carlos Linares, pedirle que oficie de intermediario para destrabar la situación, algo que ya había hecho en otros conflictos y por otros gremios.
Así fue que varios se esperanzaron la semana pasada cuando al ingresar a la segunda audiencia -donde se fijó la fecha de hoy– vieron que en la mesa de negociaciones se había ubicado el asesor letrado municipal, Miguel Criado Arrieta. La ilusión duro poco sin embargo porque si bien el abogado estaba representando a alguien, no era al intendente sino a la empresa en conflicto, Guilford, ya que es su representante legal.

De quirófano
Tras la salida de Cecilia Torrejón del gabinete provincial, en el valle comenzaron las especulaciones sobre la continuidad de Viviana Almirón, la comodorense a cargo de la Secretaría de Cultura. Mientras desde algunos medios se fogoneaba el rumor, el viernes se dio a conocer desde un periódico trelewense el nombre de su sucesor: el dibujante y periodista Matías Cutro.
Más allá del anuncio del cambio en el gabinete desde el ámbito periodístico, Cutro ya dio entrevistas en exclusiva dando a conocer cuáles serán sus políticas y estrategias e incluso anticipó quienes serán algunos de los asesores que nombrará en el área. Lo curioso del caso es que hasta ahora ni el gobernador Mario Das Neves, ni el ministro Coordinador Víctor Cisterna confirmaron desplazamiento ni designación, con lo que no se sabe bien si lo de Cutro es una humorada, o si entendió mal los tiempos para autoproclamarse cuando le dijeron que iban a concursar el cargo.

Acúsalo con tu mamá, Quico
La semana pasada hubo pelea en la municipalidad, donde dos casi llegan a las manos si no hubiera intervenido un agente para separarlos. La gresca se dio entre Emilio Sánchez, eterno coordinador de vecinales, y Fernando Vivas. ¿El motivo? Insólito: contenedores de residuos.
El ex movilero y ex precandidato a la intendencia por Chubut Somos Todos viene haciendo un trabajo de bajo perfil en los barrios como coordinador de la Secretaría de Relaciones Comunitarias. En épocas de la campaña dasnevista ya se le reconocía que tenía llegada en sitios donde el espacio no hacia pie, por lo que ahora aprovecha la gestión para seguir sumando por ese lado, a tal punto que son varios los vecinos y vecinalistas que lo llaman directamente a él cuando necesitan desde una máquina vial hasta contenedores, como en este caso.
Así, en una municipalidad donde las susceptibilidades son varias, más de uno mira con recelo al que "construye", aunque sea un poco en términos políticos, sin mencionar que se trata de hacer ni más ni menos que el trabajo por el que cobra.
El caso es que Sánchez pertenece al grupo de los que están molestos con el posicionamiento y llegado el caso de definir a qué barrios llegaban los contenedores que habían pedido -cada cual según sus compromisos-, no pudo más y tras una súbita discusión, se le fue al cuello al movilero.
Los separó un municipal que estaba cerca y ambos depusieron batalla bajo promesa (mutua) de: "lo voy a hablar con Carlitos".

Neutralizando
El jueves pasado reapareció Néstor Di Pierro en Chubut, aunque no vino a Comodoro, sino a Rawson, ciudad desde donde efectuó cada declaración pública que dio desde que dejó la intendencia. Desde allá, tomó distancia del que según él sería el mejor intendente para Comodoro, Carlos Linares, planteando su desacuerdo por los reclamos económicos que la municipalidad venía haciendo a Provincia, y también aprovechó para subirse al hit del año, "péguele a Buzzi", que tiene como pegadizo estribillo aquello de que fue el peor gobernador de la historia y dejó la provincia en quiebra.
Después de esa laguna mental que le impidió recordar el listado de obras inconclusas y asimetría en la inversión provincial que la anterior gestión de Das Neves había dejado según él mismo subrayó cuando asumió en Comodoro en 2011, el "Tano" se sentó junto al gobernador en la mesa central del acto por firmas de convenios de obras para Esquel.
De yapa, 24 horas más tarde en el mismo salón la diputada nacional Ana Llanos, rostro comodorense de la lista Celeste y Blanca que orienta el empresario Jorge Aidar, secundó al gobernador en la inauguración del centro de monitoreo de Trelew.

Inestable
En ediciones anteriores de esta columna ya habíamos dado cuenta de algunos problemas que afronta Ana Custodio, delegada local del Ministerio de Gobierno que desde el mes de marzo paga doble alquiler, dado que no deja la sede que ocupa actualmente porque no reacondiciona aún -aunque pasaron más de 6 meses– el nuevo local que arrendó para la delegación.
Parece que el tema le generó tanto estrés a la mujer que no le quedó más remedio que tomar una licencia por 30 días, aduciendo motivos "psicológicos", según el certificado médico que presentó.
El detalle que Custodio no tuvo en cuenta es que ella revista como personal político y no de planta, que son quienes pueden usufructuar una licencia médica y para colmo de males, en lugar de reportar su situación directamente al ministro Rafael Williams, cuentan que la funcionaria se limitó a dejar el certificado a su secretaria para retirarse.
El tema no cayó nada bien en Rawson, donde además de tomar nota de una nueva falta de tino, cayeron en la cuenta de que "licenciada" y todo Custodio partió a su domicilio a bordo del vehículo oficial de la delegación, pretendiendo usufructuarlo en su mes de reposo. Esta semana tocó a su puerta un empleado de la delegación, con órdenes de retirar las llaves de la camioneta, algo que terminó de desestabilizar a la mujer a tal punto que probablemente extienda su licencia de modo indefinido.

La interna del SOEM
El hecho de que David González siga adelante como diputado provincial sin haber dado un paso al costado de la conducción del SOEM agitó la interna en el sindicato de los municipales. Ya habíamos dado cuenta de la rapidez con la que se celebró la asamblea para tratar la memoria y balance que determinó hace 15 días una nota de afiliados pidiendo la nulidad, y ahora redoblaron la apuesta.
Jesús Erwin Ruiz es el agente que mandó el jueves una carta documento al vicegobernador, Mariano Arcioni, apelando a que haga cumplir ese artículo de la Constitución Provincial que determina la incompatibilidad entre desempeñar un rol sindical y usufructuar una banca. El caso es que el pedido no solo abarca a González, sino también a Gustavo Fita y a Carlos Gómez. Mientras en estas horas se cumple el plazo para responder la carta documento, a nadie escapa la vinculación histórica entre la dirigencia sindical y los cargos políticos, y de hecho la CGT tiene el reclamo histórico de cupo en gestión, por lo que habrá que ver qué argumentos da el escribano, o si aprovechando la reforma constitucional que se impulsa en la provincia, las modificaciones llegan también al artículo en cuestión.

El mensaje
Sin dudas la comidilla de la semana fue el robo que sufrió en su domicilio el jefe de la policía provincial Juan Ale. La versión oficial, que consta en las actuaciones policiales, da cuenta de la sustracción de su uniforme y arma reglamentaria, "dinero en efectivo" y otros objetos de valor, y en declaraciones a la prensa, el comisario que fuera diputado provincial por el Frente para la Victoria sugirió que el robo sería un "mensaje".
Mientras la pregunta que cabe es de quién sería tal mensaje, los rumores de pasillo dicen que a Ale le habrían robado una suma de $200.0000, monto por el que los mismos que abonan a esa teoría se preguntan por qué tenía esa suma en su casa, y cuál sería su procedencia. Mientras muchos descuentan que el hecho se enmarca en una interna policial, dicen además que Ale tiene los días contados en el rol y que quien se probaría el traje –si es que aparece el que le robaron a Ale– es un comisario retirado que fue parte del Ministerio de Seguridad cuando su titular era José Glinski, con quien no tuvo buena relación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico