Desde Rawson le siguen pegando a Carlos Linares

El ministro de la Producción, Pablo Mamet, interpretó que la presencia del intendente de Comodoro Rivadavia en la Legislatura para "bloquear el tratamiento del acuerdo con Magistrados y Funcionarios Judiciales está relacionada con los intereses de dos jueces que quieren cobrar sus embargos y son quienes liberaron a su secretario de Seguridad, Antonio Zúñiga".

Pablo Mamet recordó que cuando el martes 6 de diciembre de 2016 fue detenido el entonces secretario de Seguridad del municipio de Comodoro, Antonio Zúñiga, "sorpresivamente fue luego liberado por los jueces Mariano Nicosia y Martín Cosmaro, cuando desde el Ministerio Público se había solicitado un plazo de seis meses de investigación por el presunto cobro de coimas".
El funcionario provincial añadió que "por lo que se supo después, estos magistrados tienen acreencias que están incluidas en los embargos" y aseguró que "desde ese lugar es que surge el interés tan particular que tiene el intendente Linares en hacer fracasar la sanción del acuerdo con Magistrados y Funcionarios Judiciales".
"No le importa el interés general de los chubutenses. No le importa que esos embargos afecten de manera tal las cuentas de la provincia que se resientan la prestación de los servicios esenciales. Lo único que le interesa es que los jueces que liberaron a un funcionario de su gestión, acusado de cobrar coimas, puedan beneficiarse con el progreso de los amparos", sentenció el ministro.
En ese orden, agregó Mamet que "lo de Linares es lamentable, tiene una ciudad en ruinas, no gestiona ni inaugura obras, no viene a Provincia y tampoco va a Nación y lo único que busca es entorpecer la gestión provincial, en la que Das Neves y su equipo estamos haciendo un esfuerzo muy grande para poder volver a llevar a nuestra provincia a la senda del crecimiento".
"Linares es el intendente de una ciudad que dos o tres días por semana no tiene agua. ¿Y qué hace el intendente? Se la pasa viajando por el interior, 'rosqueando' en Legislatura o en Buenos Aires, pero en este caso no se sabe a qué va porque gestiones no realiza", indicó el funcionario.
También apuntó el ministro a los 13 diputados del FpV y a Manuel Pagliaroni, de Cambiemos, que bloquearon el tratamiento del acuerdo y aseguró que "demostraron una gran irresponsabilidad institucional, mucho más si tenemos en cuenta que algunos de ellos son los autores del acuerdo nefasto y perjudicial para la provincia que tuvimos que rediscutir con los magistrados y funcionarios judiciales".
"Los diputados deberían reflexionar porque fueron elegidos para representar a los chubutenses y obviamente defender sus intereses, no para perjudicarlos con decisiones que van a afectar la vida cotidiana de aquellos ciudadanos que se encuentran en situaciones de mayor vulnerabilidad social", señaló Mamet.

OTRO QUE CASTIGA
En tanto, el ministro de Economía de Chubut, Pablo Oca, también cargó duro contra diputados y gremialistas que "no entienden que la política cambió". Y calificó de caraduras a "Linares, Dufour, Meza Evans y Touriñan".
"La gente está asqueada de mediocridades como las de ayer (por el martes) en la Legislatura", dijo el ministro de Economía del Chubut tras el rechazo de diputados de la oposición respecto al acuerdo con Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial. Calificó de caraduras a "personajes como Linares, Dufour, Meza Evans y Touriñán que objetan porque sí, por el solo hecho de poner palos en las ruedas al Gobierno".
El titular de la cartera Económica consideró que no entienden que "la política cambió" y cargó duro contra personajes que "poco favor hacen a la provincia cuando nosotros lo único que hacemos es vivir viajando, yendo, viniendo, reclamando e intentando solucionar todo el desastre que dejaron ellos en Chubut".
Sostuvo que "lo único que queremos hacer es empezar a ordenar esta situación que le costó a la provincia 150 millones de pesos vía embargos hasta este momento y otros 120 juicios por el orden de los 200 millones que ya prácticamente tienen sentencia para poder embargarse".
Agregó que "por si faltaba algún actor más, también se suma el SITRAJUCh". Dirigiéndose a los trabajadores judiciales que avalan "el mamarracho que plantea el sindicato", aclaró que atrás de cada embargo "yo no voy a poner en riesgo de cobro el sueldo de un portero o de un docente".
Explicó que un empleado administrativo del Poder Judicial no tiene por qué cobrar 40 mil o 50 mil pesos por mes cuando un trabajador de la Administración Pública del Ejecutivo percibe entre 10.000 y 17.000 pesos.
"No hacen nada distinto uno de otro", dijo Oca y pidió que se saquen las caretas porque "cuando les conviene dicen que todos los Poderes son iguales y cuando no conviene van y copan las gradas y pretenden amedrentar a todo el mundo para defender una ley que claramente hace que una persona que trabaja en lo mismo que la otra, a dos cuadras de distancia, cobre cuatro veces más".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico