Desgarrador relato de una mujer que admite haber matado en legítima defensa

María Alejandra Almonacid esta imputada por la muerte de su pareja, un peón de una estancia de Trelew identificado como Carlos Hueche. En el marco del juicio oral en su contra la mujer declaró y pidió perdón a los hijos de Hueche. "Estaba cansada que me maltrate y que me diga puta y loca, pero no fue mi intención matarlo. Le pido perdón a sus hijos por lo que hice", dijo.

Continúa juicio oral y público por el crimen de Carlos Hueche ocurrido en Trelew y en el que se encuentra imputada su pareja María Alejandra Almonacid. En su declaración la imputada aseguró "no recordar" el momento puntual de la agresión a puñaladas y recordó que "estaba" cansada de las agresiones verbales y físicas que por cuestiones de celos fundamentalmente, le producía la víctima mientras convivieron hasta mayo del año 2014 en que se produjo el fatal desenlace.

La audiencia que se desarrolló en Tribunales de Trelew y es presidida por la jueza Mirta Moreno acompañada por sus pares Ana Servent y Sergio Piñeda. Allí la mujer contó detalles acerca de cómo se conocieron, actividades sociales y familiares que compartían en Trelew, Dolavon y Puerto Madryn, y además dio cuenta de numerosos incidentes de la violencia física y verbal a las que la víctima la sometía especialmente bajo los efectos de la ingesta de alcohol y en donde la cuestión de los celos era una constante.

Almonacid recordó que fue pasadas las 13 horas del 14 de mayo del año 2014 cuando se desató la tragedia, al otro día de una noche violenta en la que habían discutido. Hueche la había insultado y golpeado "siempre en el cuerpo para que no me queden marcas en la cara" hasta que finalmente se alejó de la casa donde vivían, en la parte posterior del domicilio del padre de Almonacid, en el barrio Planta de Gas de Trelew. Segùn la imputada la discusiòn tuvo como origen el pedido del peón que pretendía que la mujer lo acompañe en sus tareas rurales y que su hija más chica sea alojada en una escuela con internada, situación ésta en la que no estaban de acuerdo. "Era agresivo y siempre andaba con cuchillo. Yo siempre lo perdoné y nunca lo quise denunciar", manifestó.

Antes de llegar al momento del incidente fatal se encargó de indicar que "yo no lo quise matar. Pero me había cansado, vivía encerrada, ni siquiera me dejaba usar el celular. Me sentía sola y a nadie podía contarle mis cosas". Agregó que "el día que fue a buscar sus cosas me insultó, me quiso pegar una piña, me empujó y allí me tiró en el colchón. No sé cómo agarré el cuchillo y ahí me perdí. Me acuerdo que estábamos afuera de la casa y él lleno de sangre. No lo quise matar, lo quise asustar. Porque él me ponía el cuchillo en la garganta, estaba cansada que me maltrate y que me diga puta y loca, pero no fue mi intención matarlo. Le pido perdón a sus hijos por lo que hice".

Para el fiscal general Sergio Ferrín, la víctima había acudido el 14 de mayo del año 2014 al domicilio de su ex pareja para retirar sus pertenencias. Allí se generó una nueva discusión entre ambos que terminó fatalmente cuando la mujer asestó varias puñaladas a Hueche. En la misma camioneta de fletes en la que arribó fue trasladado al Hospital de Trelew donde falleció a poco de arribar.

La autopsia determinó varios cortes en su rostro y cuerpo y la estocada mortal que ingresó por debajo de la tetilla izquierda afectándole el corazón lo que produjo su fallecimiento. La mujer fue inmediatamente detenida y hasta el juicio oral permaneció con arresto domiciliario. En el juicio se encuentran declarando peritos profesionales, familiares tanto de la víctima como del victimario además de policías que intervinieron en el hecho. Según la acusación, el representante del Ministerio Público Fiscal pedirá la pena de 13 años de prisión para la mujer por el delito de homicidio simple, va de los 8 a 25 años de prisión. Para defensor Manuel Salgado, Almonacid actuó en legítima defensa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico