Desmiente que haya quemado un auto y atacado a sus vecinas con un hacha

"No me dejan vivir. Me discriminan y ahora me hacen esto", denunció Vega, acompañada por su pequeño hijo.

Débora Graciela Vega se hizo presente ayer en la redacción de El Patagónico y desmintió que haya quemado un auto y atacado a dos vecinas con un hacha, tal como denunciaron públicamente el viernes las presuntas damnificadas.
"No me dejan vivir. Me discriminan y ahora me hacen esto", denunció Vega, acompañada por su pequeño hijo.
La mujer fue denunciada por Melisa Vera y Ana Laura Alvarado, dos habitantes de Ciudadela que al igual que Vega residen en la calle Código 1964. Estas señalaron ante la policía, que Vega le había destrozado el vidrio de un ventanal a Vera y que a Alvarado -con una botella de alcohol y una frazada- le incendió un Chevrolet Corsa que tenía estacionado en la puerta de su casa.
Las mujeres además señalaron que Vega las amenazó con un hacha y que incluso sus hijos no pueden salir de sus casas. "Tememos por nuestras vidas y las de nuestros hijos, estamos cansados de esta situación y que nadie intervenga", reclamaron.
Ayer Vega se acercó a la redacción de este diario y desmintió que haya protagonizado esos incidentes. Sin embargo, Melisa Vera aseguró que el propio personal policial la vio cuando intentó agredirla y que le rompió el vidrio del ventanal del frente de su casa por lo que fue llevada demorada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico