Desmienten a Marcos Peña respecto al cierre del Centro de Control de Aéreo

El ministro coordinador de Gabinete, Marcos Peña Braun, al ser consultado por el senador Alfredo Luenzo sobre la situación de los trabajadores del Centro de Control Aéreo Comodoro Rivadavia, había dicho que la empresa EANA "solventará incentivos relacionados con su mudanza y la de su grupo familiar". Sin embargo, los trabajadores ayer negaron esa alternativa y confirmaron que solo les ofrecieron 150 mil pesos a modo de indemnización.

“Ellos lo único que ofrecieron por ahora son 150 mil pesos a modo de indemnización. Después el alquiler lo tiene que sostener uno por su cuenta y el sueldo de allá es menor porque una vez que te presentas ahí ya perteneces al grupo de Córdoba y perdes la zona patagónica. Pero no hay ningún incentivo”, dijo una fuente del Centro de Control Aéreo (ACC) Comodoro Rivadavia, que pidió no dar su nombre, en relación a los dichos del ministro coordinador de Gabinete Marcos Peña Braun.
El funcionario nacional fue consultado el miércoles por el senador Alfredo Luenzo, en el marco de la visita que realizó al Senado para dar uno de sus informes anuales ante la Cámara alta. El legislador le preguntó puntualmente por la situación de los trabajos del Centro de Control del Tránsito Aéreo de esta ciudad, en virtud de que la dependencia será cerrada y los operarios trasladados a Córdoba o reubicados.
Peña Braun admitió que se trasladará el centro y sostuvo que para quienes “decidan trasladarse al ACC Córdoba, EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea) solventará incentivos relacionados con su mudanza y la de su grupo familiar, y aquellos que decidan quedarse en la ciudad de Comodoro Rivadavia continuarán con su carrera profesional, sin que ésta sufra menoscabo alguno". Sin embargo, ello estaría lejos de la realidad y los trabajadores que decidan ser transferidos solo recibirán 150 mil pesos a modo de indemnización.
Las declaraciones del ministro no fueron bien recibidas en el entorno del ACC, en virtud de que tampoco es cierto que "un gran porcentaje (de trabajadores) mostró entusiasmo y favorable acogida al proyecto de traslado".
La misma fuente, que pidió no ser identificada por temor a represalias laborales, explicó que el personal está dividido y quienes son oriundos del norte del país están dispuestos a ser transferidos, aunque diferente es la decisión que tomaría el personal más antiguo, que ya está radicado con su familia en esta ciudad.

LUENZO PIDIO
INFORMACION
Cabe recordar que en su pedido de informes, Luenzo pidió información sobre la existencia de dictámenes jurídicos e informes técnicos que avalaran dicho traslado y cuestionó si la medida fue considerada por el actual directorio de la Empresa Argentina de Navegación Aérea.
El senador también solicitó que se informe sobre qué aspectos del Convenio Colectivo de Trabajo firmado por ATEPSA y la EANA se han garantizado para el personal, al igual que pidió señalar "las alternativas que fueron evaluadas y aquellas descartadas".
Se presume que el traslado del centro obedece a cuestiones netamente presupuestarias, según planteó el propio gremio. La decisión se tomó a menos de un año de haber inaugurado las nuevas instalaciones, que requirieron una importante inversión en materia de infraestructura y equipamiento.
Paradójicamente, tras su anuncio el ANAC lanzó la inscripción para un curso de controlador aéreo, aunque con esta decisión de la empresa de capitales mixtos ya no habría la oferta laboral que antes se prometía, pese a los onerosos costos que tiene la capacitación impulsada por el Estado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico