Después de 51 días las organizaciones sociales levantaron el acampe en Jujuy

Integrantes del movimiento Tupac Amaru resaltaron que la lucha no terminó porque "se va a seguir reclamando en Buenos Aires la inmediata libertad de Milagro Sala y pidiendo a la justicia que actúe objetivamente".

La Red de Organizaciones Sociales de Jujuy y el movimiento Tupac Amaru decidieron ayer levantar el acampe de protesta que mantuvieron durante los últimos 51 días en la plaza Belgrano de la capital provincial, ubicada frente a la casa de gobierno, en lo que definieron como un gesto tendiente a establecer un canal de diálogo con el Ejecutivo que encabeza Gerardo Morales.
"En asamblea junto con los compañeros hemos decidido levantar el acampe como un gesto de apertura y en busca del diálogo que venimos planteando desde el primer día en que nos instalamos en Plaza Belgrano", declaró ayer Patricia Jaldín, en representación de la Tupac Amaru.
Durante el mediodía de ayer, los integrantes de red de Organizaciones Sociales de Jujuy y de la Tupac Amaru realizaron una asamblea en la que se decidió por unanimidad levantar el acampe, que tuvo el consentimiento de la dirigente de la Tupac Amaru y diputada del Parlasur Milagro Sala, que permanece detenida en el penal de Mujeres del barrio Alto Comedero.
La Red de Organizaciones Sociales se había instalado en la Plaza Belgrano, el 14 de diciembre pasado, para protestar en contra de una serie de decisiones gubernamentales en relación con la continuidad laboral de las cooperativas y en defensa de los puestos de trabajo de los diferentes emprendimientos que tienen en la provincia.
En la asamblea, también se resolvió que un grupo de representantes de las organizaciones viaje a Buenos Aires en los próximos días para sumarse al acampe de Plaza de Mayo, donde movimientos políticos y sociales continúan reclamando la liberación de Sala, imputada por los delitos de "fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión".
Jaldín, directora de la Escuela "Bartolina Sisa" de la Tupac Amaru, explicó que la lucha no terminó aquí porque "se va a seguir reclamando en Buenos Aires la inmediata libertad de Milagro Sala y pidiendo a la justicia que actúe objetivamente".
Asimismo, anticipó que la Tupac va a reactivar en la provincia las tareas que viene brindando "hace más de una década". Y señaló: "vamos volver a los barrios para dar respuestas a los ciudadanos de Jujuy en materia de educación, salud, trabajo. Las copas de leche que van a volver brindar el servicio", afirmó.
Raúl Noro, esposo de Milagro Sala, dijo que la decisión de levantar el acampe tuvo "el consentimiento de Milagro", y que fue "total y absolutamente pacífico" ya que "no hubo ningún incidente, más allá de la molestia que ocasionó a los comerciantes, pero hay 20 mil familias en la calle y 40 mil hijos de esas familias que no tienen para comer".
A partir de la resolución que tomó la asamblea, que también apunta a "facilitar la liberación de Milagro", Noro aseguró: "volvemos a nuestras bases, pero todos los días habrá reuniones informativas con nuestros referentes y también con dirigentes de todas las organizaciones sociales y de los movimientos políticos que apoyaron durante el acampe".
El retiro del acampe se produce luego que Sala fuera citada por el juez de Control N°3, Gastón Mercau, que se cumplió el lunes, en el marco de la causa por "fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión" y donde la dirigente se abstuvo de declarar, haciendo uso de sus derechos constitucionales.
Por esa causa, en la que se la investiga junto a integrantes de cooperativas y está detenida desde el viernes pasado, junto a otra que se inició con anterioridad por "instigación a cometer delitos y tumultos", Sala lleva 18 días presa. Primero fue alojada en la Seccional 49 del barrio Los Huaicos y luego se la trasladó al penal de mujeres de Alto Comedero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico