Después del choque, casi se introdujo a un comercio

Los conductores de dos Toyota Hilux protagonizaron una violenta colisión en la que uno de los rodados por poco no ingresó a un negocio. Lo evitaron las defensas de hierro colocadas sobre la vereda.

En ese transitado cruce del sector de La Loma ayer se registraron dos accidentes de similares características en el lapso de ocho horas. El primero se produjo a las 9:15 y no hubo heridos, aunque pusieron en peligro a los transeúntes que recorren esa zona.
"Esto es un desastre; si no ponen semáforos va a haber una desgracia y grande", se lamentó ante El Patagónico Aldo, a cuyo comercio ayer casi ingresa una de las camionetas involucradas en la colisión de la tarde.
Eran las 17:30 cuando el propietario del comercio "Gran Valle Medio" se encontraba acomodando mercadería en las góndolas y sintió el impacto de las dos camionetas Toyota Hilux. Uno de los vehículos chocó contra las defensas de hierro que se encuentran sobre la vereda del negocio.
La trompa de la Hilux quedó a tan sólo dos metros de la puerta de la feria que estaba abierta para el ingreso de los clientes. La Toyota color blanca -dominio OMC 936- conducida por un hombre que iba sin acompañantes se dirigía por Dorrego en sentido hacia la zona céntrica.
En tanto, la otra camioneta de la misma marca color gris –patente OTY 202— era guiada por una mujer. Se desplazaba por la avenida en sentido sur norte, o sea hacia Rivadavia. Por causas que se desconocen, esta última que tenía el paso por ir por la derecha, recibió el tremendo impacto sobre su lateral izquierdo.
La Hilux que provocó el impacto salió despedida en dirección al comercio, pero los hierros de la vereda la contuvieron, evitando así mayores consecuencias. Producto de la colisión, ambos conductores fueron hospitalizados con golpes en el cuerpo que serían de leve consideración.
El comerciante que hace muchos años trabaja en esa esquina comentó que "cada dos días hay un choque, o a veces todos los días, y son choques fuertes. Incluso hasta han volcado. A la camioneta mía ahora la pongo allá lejos (señalando Dorrego y Urquiza) porque parada ahí afuera y yo adentro, cinco veces me la chocaron".
Además, el hombre comentó que las defensas metálicas fueron colocadas por el propietario del inmueble que alquila. "Fijate cómo han roto los cordones donde pegan los autos cuando chocan", ilustró. Ante el nuevo accidente, pidió a las autoridades municipales que coloquen semáforos.
"A las 9:15 hubo otro choque en el mismo lugar y los autos quedaron en la misma posición", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico